El dueño de La Tagliatella gana un 4,9% más en el segundo trimestre

Obtuvo un beneficio neto de 8,2 millones de euros entre abril y junio

Sus ingresos totales subieron un 23,6%, hasta los 364,3 millones

Uno de los restaurantes de La Tagliatella, propiedad de Amrest.
Uno de los restaurantes de La Tagliatella, propiedad de Amrest.

El grupo polaco AmRest, con enseñas propias como La Tagliatella, Blue Frog y KAAB y que gestiona las franquicias de KFC, Pizza Hut, Starbucks y Burger King, obtuvo un beneficio neto de 8,2 millones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un incremento del 4,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los ingresos totales de la firma de restauración ascendieron un 23,6%, hasta los 364,3 millones de euros, lo que impulsó también su resultado bruto de explotación (ebitda) un 14,2%, hasta los 40,3 millones de euros.

Según el director de Relaciones con los Inversores y del departamento de Fusiones y Adquisiciones (M&A), Michal Serwatka, este crecimiento en el segundo trimestre del año se debe a la "tendencia positiva" en ventas comparables observada en todos los mercados, al "ritmo dinámico" de las nuevas aperturas y a la intensificación de las iniciativas de M&A.

En concreto, en el segundo trimestre se inauguraron 52 nuevos establecimientos, por lo que el número total de restaurantes asciende ya a 1.799 en todos los mercados donde opera.

Por mercados, destacan República Checa, Rusia y Hungría, donde el crecimiento del Ebitda fue del 40%, del 36% y del 30%, respectivamente.

En cuanto al mercado de comida a domicilio, AmRest señala que es el área que más crecimiento está experimentando, como por ejemplo en Polonia, donde los ingresos derivados de esta actividad aumentaron un 37%.

De cara al futuro, la compañía espera que las recientes operaciones ejecutadas en los segmentos de sushi, hamburguesas 'prémium', productos de pastelería y servicios digitales incrementarán "sustancialmente" la escalabilidad del modelo comercial multimarca e impulsará la exposición a potenciales mercados en Europa Occidental.

Normas