Vodafone abre la puerta a la millonaria venta de sus torres

La operación supone un cambio paradigmático en el conjunto del sector en Europa

La española Cellnex, entre los potenciales interesados

Nick Read, nuevo consejero delegado de Vodafone.
Nick Read, nuevo consejero delegado de Vodafone.

Sacudida en las telecos. El nuevo consejero delegado de Vodafone, Nick Read, quien sustituirá a Vittorio Colao el 1 de octubre, ha asegurado que su compañía contempla la venta de parte de sus torres de telefonía móvil en Europa.

Vodafone tiene 110.000 torres en el Viejo Continente, de las que cerca de la mitad están controladas directamente. Según Barclays, estos activos podrían alcanzar un valor de 12.000 millones de euros. Se estima que en España la operadora posee cerca de 10.000 emplazamientos.

Sus palabras, en unas conferencias de Goldman Sachs en Nueva York, vienen en un momento de incertidumbre en el mercado por la deuda de la compañía, que asciende a 31.000 millones de euros, y la sostenibilidad del dividendo, según publica Financial Times. Y todo en un momento en el que Vodafone tiene en marcha la compra de las filial de Liberty Global en Alemania y otros tres países europeos, valorada en 18.000 millones. Read aseguró que la mejora de los beneficios y la venta de activos contribuirán a reducir el endeudamiento.

El ejecutivo afirmó que no hay ninguna decisión sobre la operación, si bien sus palabras ya suponen un cambio de visión estratégica para Vodafone, que durante el mandado de Colao ha descartado tocar este “tesoro”. Fuera de Europa, Vodafone ensayó la segregación de torres en la India, al alcanzar un acuerdo para integrar sus antenas con las de su rival Idea.

Fuentes del sector indican que, con un número de torres tan alto, Vodafone tendría distintas opciones, como una venta directa, una colocación en Bolsa o una joint venture con un socio. De igual forma, podría quedarse con una parte de los activos y vender otra.

La teleco se aprovecharía del drástico cambio que ha vivido el negocio de las torres en los últimos años. Fondos de inversión especializados y operadores independientes como Cellnex han comprado miles de emplazamientos a las operadoras, que han encontrado en estas desinversiones una vía para recortar su deuda.

En este escenario, Cellnex sería uno de los potenciales candidatos para comprar activos de Vodafone, junto a grupos como American Tower o los fondos especializados. Cellnex es el mayor grupo europeo, con presencia en Reino Unido, Holanda, Francia, Suiza, Italia y España. En estos dos últimos países, Vodafone tiene una posición destacada, con lo que Cellnex podría obtener mayores sinergias al integrar nuevos activos.

De seguir adelante, Vodafone continuaría los pasos de otras operadoras europeas, que en los últimos años vendido estos activos. Entre estas telecos figura Telefónica, que decidió agrupar en una filial, bautizada como Telxius, sus torres de telefonía móvil y sus cables submarinos. Tras una fallida OPV, Telefónica vendió un 40% de Telxius a KKR y posteriormente, en julio pasado, otro 10% a Pontegadea, la sociedad de inversión de Amancio Ortega. Telecom Italia colocó en Bolsa un 40% de Inwit, su filial de torres, mientras que en Francia, Bouygues vendió buena parte de sus torres a Cellnex. Altice en Portugal y Sunrise en Suiza también han cerrado acuerdos. Deutsche Telekom contempló la opción de vender torres, pero finalmente paralizó la operación.

Confianza de los inversores

Con el encuentro de Goldman Sachs en Nueva York, Nick Read parece querer recuperar la confianza de los inversores. Y es que Vodafone se deja en Bolsa un 28% desde enero. Ayer, sus títulos subieron un 0,4%.

El directivo anunció que la empresa recortará en torno a 1.700 empleos en sus centros de servicios en Rumanía, Egipto, y la India, en torno a un 8% del total en estos negocios. Estos ajustes forman parte del plan de ahorro de 8.000 millones de euros aprobado por la teleco.

Normas