CIE compra Inteva por 650 millones y se refuerza en Asia y en el segmento de techos

La nueva filial factura 850 millones con 16 fábricas y 4.400 empleados

La acción del fabricante de componentes de automoción sube más de un 4 %

CIE Automotive
Imagen de una trabajadora de CIE Automotive.

CIE Automotive sigue con su doble estrategia de crecimiento tanto por la vía orgánica como por la compra de empresas del sector de componentes de automoción. El grupo que preside Antón Pradera adquirirá la división de techos para vehículos de la corporación estadounidense Inteva por 650 millones. Una vez segregada esta área de la órbita de Inteva, CIE contará con una filial que aportará unas ventas anuales de 850 millones y una red industrial integrada por dieciséis fábricas en siete países de tres continentes. La plantilla está integrada por 4.400 empleados.

La multinacional con sede en Bilbao consigue un doble efecto positivo para su negocio con esta operación. Primero, reforzarse en el segmento de techos para automóviles, donde entró en 2009 con otra adquisición, en este caso la de la compañía Advanced. El segundo objetivo es el de ganar presencia en Asia, el mayor mercado de automoción del mundo y con grandes perspectivas de crecimiento por la generación de una nueva clase social media que centra parte de su gasto doméstico en la compra de automóviles.

La división de techos de Inteva logra en China el 60 % de sus ventas. En CIE y a través de Advanced, ese porcentaje se queda en el 18 % en el mercado del país comunista, que es el mayor productor de vehículos del planeta. El grupo, cuyo consejero delegado es Jesús María Herrera, ha anunciado una batería de efectos positivos por la operación. Entre ellos, "un incremento significativo del beneficio por acción". En la jornada bursátil de este lunes, el valor de CIE subía más de un 4 %.

El segmento de techos, con la oferta de las coberturas de vidrio que dan otra perspectiva a la conducción, es uno de los más apreciados por los fabricantes de vehículos para ensamblar modelos más cercanos a la demanda actual. Es un área con "barreras tecnológicas de entrada". Con la integración de esa parte del negocio de Inteva, CIE aspira a consolidarse entre los tres primeros suministradores de techos para automóviles del mundo.

La operación, como es habitual, está sujeta a las autorizaciones de las autoridades de competencia. CIE prevé que se pueda cerrar en la primera mitad de 2019. El grupo ya anunció hace meses que enfocaría su estrategia de compras a compañías con más de 500 millones de facturación. No ha concretado la forma de pago aunque ha aclarado que dispone de recursos suficientes. 

Según Jesús María Herrera, Consejero Delegado de CIE Automotive, “Inteva Roof Systems nos permite reforzar nuestro portfolio de productos orientados al estilo, la estética y el confort, un segmento con fuertes perspectivas de crecimiento, así como demostrar una vez más nuestra apuesta y compromiso con la innovación, la ingeniería de alto nivel tecnológico y los procesos y productos de gran complejidad”.

Normas