La mitad de los trabajadores con enfermedad profesional reconocida no se dan de baja

Este año se han registrado 15.257 afecciones de origen laboral, el 13% más

UGT denuncia que solo en 14 casos el origen reconocido de la enfermedad han sido agentes cancerígenos

Mineros trabajando en el yacimiento de Santa Rosa.
Mineros trabajando en el yacimiento de Santa Rosa.

En España se han comunicado en lo que va de año 15.257 enfermedades profesionales. Pero no todos los trabajadores que sufren dolencias de origen laboral reconocido se dan de baja médica. De hecho, solo lo hicieron 7.147 de ellos. Esto supone que la mayoría (8.110 trabajadores) no se dieron de baja por padecer una enfermedad profesional, lo que constituye el 53% del total, según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Este tipo de enfermedades aumentaron en 1.956 casos entre enero y julio respecto al mismo periodo del año anterior, un 13% más. No obstante, pese a este aumento de las dolencias que son declaradas profesionales, el total que se reconoce por parte de los médicos de la sanidad pública no es el real sino que existen muchas más, según ha denunciado hoy el sindicato UGT. Por ello, piden “actualizar el listado de estas patologías e impulsar la formación de los profesionales sanitarios”.

El aumento de las enfermedades profesionales también se dio en aquellos que sí se acogieron a la baja médica. Estos fueron 694 más hasta sumar 7.147, un 13% más que en el mismo periodo de 2017.

Por sectores, la actividad que más enfermedades profesionales tiene es el comercio al por menor, con 1.409 (9,23%); las actividades de la industria extractiva, con 1.078 (7,06%) y los servicios a edificios y actividades de jardinería, con 1.062 (6,96%).

En cuanto al perfil más común es el de una mujer --el 51% del total son trabajadoras-- con una edad comprendida entre los 40 y 44 años y que trabaja en el sector del comercio minorista. Según el sindicato, “esto puede deberse a que hay menos trabajadores jóvenes activos en ese tramo de edad” y a que “muchas de estas enfermedades profesionales no se manifiestan de forma inmediata, sino que debe haber transcurrido un tiempo desde la incorporación al puesto de trabajo”.

UGT denuncia que los “los cánceres de origen laboral son invisibles”, ya que, con los datos recopilados hasta el mes de julio, “únicamente se han declarado 14 enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos, de ellas, 9 son causadas por amianto”.

Desde el sindicato reclaman la actualización periódica del listado de enfermedades profesionales con el fin de introducir nuevas patologías y modificaciones, resultado de las nuevas investigaciones científicas, e incentivar la comunicación de dolencias que “que podrían ser calificadas como profesionales por parte de los facultativos del Sistema Nacional de Salud”.

 

 

Normas