Uber y Cabify ganan la batalla del precio al taxi solo en largos trayectos

En Madrid, el ahorro para ir al aeropuerto llega a los ocho euros

En distancias cortas, lo más económico es el taxi, según la OCU

Taxi pulsa en la foto

La dura disputa que mantiene el sector del taxi con los vehículos de transporte con conductor (VTC) se salda, en términos de precio, a favor de estos últimos en los trayectos largos. Según un estudio elaborado por la OCU, Uber y Cabify son las alternativas más baratas para un trayecto largo –por ejemplo del aeropuerto hasta un hotel del centro– y pueden suponer un ahorro frente al taxi de una media de ocho euros según la ciudad. En cambio, si se opta por una distancia corta, unos 800 metros, la batalla del precio la gana el taxi, con un euro de ahorro para el viajero.

En el informe elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), y titulado Taxi&Compañía, la asociación ha visitado diez ciudades españolas para comparar los distintos servicios. Estas diez ciudades fueron: Barcelona, Bilbao, La Coruña, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia y Zaragoza. Y los tramos de viajes realizados se dividieron en largo, en el que un viajero con maleta fue del aeropuerto a un hotel céntrico. Medio, desde un hotel céntrico hasta las cercanías de la estación de tren con un servicio previamente reservado, al que se presentó un poco tarde. Y corto, en el que el pasajero fue de la estación de trenes a un destino a unos 800 metros.

Tras estos viajes, los encargados del estudio concluyeron que en Madrid, para un viaje largo, la diferencia de precio entre un taxi y un Uber es de 7,55 euros, siendo más barato este último con un desembolso de 20,81 euros frente a los 28,36 euros que cuesta el taxi.
En el trayecto medio ocurre algo similar, salvo en Málaga, donde el taxi ofrece una tarifa más económica con casi un euro de diferencia con Cabify, y en Valencia, donde indiscutiblemente el taxi supone un ahorro de 7,42 euros respecto de los VTC. Y si es para un viaje corto –unos 800 metros, según la OCU–, el taxi es la mejor opción con un precio de 4,83 euros frente a los 5,77 euros de Cabify y los 5,76 de Uber.

En todas las ciudades consultadas por la organización de consumidores, los datos son parecidos. El taxi es el transporte más caro para los trayectos largos: Barcelona (26,14 euros), Málaga (19,33 euros), Sevilla (24,35 euros) y Valencia (23,90 euros). Pero en los trayectos medios de Málaga y Valencia sale mejor el taxi con un precio de 4,73 euros y 7,58 euros, respectivamente, frente a los 5,50 euros (Málaga) y 5,50 euros (Valencia) si se opta por Cabify, ya que Uber solo opera en Madrid.

Precios: con y sin sorpresa

Los tres transportes calculan sus precios de forma distinta; además, hay que tener en cuenta que las tarifas de los taxis las fija la Administración y las de los VTC ellos mismos. Todos estos sistemas afectan en el desembolso final que deberá hacer el cliente.

En los taxis hay tres conceptos a tener en cuenta: la bajada de bandera, el precio por kilómetro recorrido y el precio por hora de espera. Uber, al margen de una cantidad mínima equivalente a la bajada de bandera, el precio, del que el cliente recibe una estimación antes del viaje, viene determinado por dos factores: la distancia recorrida y el tiempo empleado. Pero si hay alta demanda, se pasa a una tarificación “dinámica” que varía los precios originales.

Por último, Cabify es más peculiar en este sentido. El usuario conoce de antemano el precio del viaje. La tarifa depende de la distancia recorrida –con precios más baratos cuanto mayor es el trayecto– y de la aplicación de un suplemento de 0,45 euros el minuto por esperas superiores a cinco minutos, 15 en el caso del aeropuerto. También, puede cargar un suplemento por alta demanda cuya “lógica no se detalla en su web”, según el estudio de OCU.

Experiencia del pasajero

La OCU lo tiene claro: “Los coches VTC, y muy especialmente Cabify, tienen bastantes puntos fuertes”, sin embargo reconocen que los taxis “parecen haberse puesto las pilas”. Según la experiencia de la OCU, los “rodeos” de los taxis se han reducido de manera significativa.

El estudio, después de analizar todos estos datos, concluye que el mejor servicio lo presta Cabify, seguida por el taxi y, en último lugar, Uber. Cabify destaca por “el impecable aspecto del interior de los vehículos, la buena conducción y la gestión automática de la factura”. El taxi, por “la buena disposición ante las peticiones de los clientes, la visibilidad y la disponibilidad”. Y Uber, por “los interiores y la buena disposición del conductor”. Aunque la OCU advierte de esta última como puntos negativos la “elección del itinerario y otros aspectos relacionados con el inicio de la carrera y con la factura”, ya que la aplicación genera un ticket automático, pero “pobre en datos”.

Tarifas de taxi por ciudades

Más caros. 

Están en el norte, según se desprende del último informe de Facua titulado Estudio comparativo de las tarifas de los taxis de 52 ciudades españolas (2017). La organización de consumidores establece un ranking del cero (más barato) y 90 (más caro) de nueve tarifas dependiendo de la distancia del trayecto. En términos generales, Tarragona es la más cara con una puntuación de 86 puntos seguida de San Sebastián con 75. Sin embargo, la tarifa de día más cara para un viaje de 1 kilómetro o carrera mínima es para San Sebastián con un precio medio de 5,33 euros, frente a los 4,57 euros de Tarragona. Para trayectos de día largos, de diez kilómetros, una vez más Tarragona se alza con la primera posición, con un precio medio de 14,20 euros. La segunda en la lista es Barcelona con 13,10 euros.

Más baratos. Cádiz y Jaén ofrecen las mejores tarifas, con 30 y 32 puntos, respectivamente. Esto en la España peninsular, porque si se incluyen las islas, las ciudades más baratas son Las Palmas de Gran Canarias (11 puntos) y Lanzarote (14 puntos). Si atendemos a la tarifa carrera mínima de día, las ciudades más económicas son también las dos islas: Las Palmas de Gran Canarias, con 2,36 euros de media y Lanzarote, con 2,40 euros. En el trayecto de día de unos diez kilómetros, ocurre los mismo: Las Palmas de Gran Canarias (8,03 euros) y Lanzarote (8,05 euros).

Normas