El listón de Flint en HSBC empieza a parecer bajo

El prestamista debería alcanzar su objetivo de rendimiento del 11% sobre el capital tangible antes de su fecha límite, fijada en 2020

Clientes sacan dinero de un cajero de HSBC en Birmingham (Reino Unido).
Clientes sacan dinero de un cajero de HSBC en Birmingham (Reino Unido). EFE

HSBC está en la antesala de cumplir de sobra. Vale que ayer el banco con sede en Reino Unido anunció que las ganancias subyacentes antes de impuestos para el primer semestre disminuyeron un 2% interanual gracias a unos costes operativos más altos. Pero lo más interesante es el crecimiento de los ingresos de dos dígitos en sus dos divisiones más grandes, y unos márgenes de crédito más amplios. Mientras continúen así, el nuevo CEO, John Flint, debería alcanzar el objetivo de rendimiento del 11% sobre el capital tangible antes de su fecha límite, fijada en 2020.

De acuerdo, Flint ha fallado este año en su objetivo de aumentar los ingresos más rápido que los costes subyacentes. Pero si las tendencias del segundo trimestre continúan, ese escenario debería revertirse. Las dos divisiones más grandes de HSBC, la banca comercial y la minorista, que representan alrededor de la mitad de las ganancias antes de impuestos, elevaran sus mejores registros trimestrales en unos impresionantes 12% y 14%, respectivamente. Los ingresos netos por intereses crecieron un 6% interanual, hasta 15.000 millones de dólares, en el primer semestre, gracias a las subidas de tipos de la Fed.

Hubo algunas manchas, especialmente en EE UU, que Flint quiere cambiar. Un acuerdo extrajudicial por valor de 765 millones de dólares, relacionados con la venta abusiva de valores hipotecarios de inversión, anuló prácticamente los beneficios. Y la dependencia de HSBC de las ganancias en Asia está aumentando. La región representó el 88% de los beneficios antes de impuestos. Para un banco con ambiciones globales, parece un tanto extraño que Europa, EE UU y América Latina representen menos del 5%.

Aún así, mientras los tipos de interés se normalicen y el balance de HSBC continúe creciendo –el banco anunció un aumento del 5% en los préstamos desde el comienzo de 2018– Flint debería alcanzar su barrera del 11% de retorno después de apenas un año al frente. Dado que las acciones cotizan a 1,3 veces el valor tangible, los rendimientos deberían acercarse al 13%, suponiendo un coste de capital del 10%. El listón de Flint empieza a parecer bajo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Daniel Domínguez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas