Comercio

China contraataca con la amenaza de aranceles a EE UU por valor de 60.000 millones

Entre ellos estarían los aviones, el gas natural licuado o productos cárnicos

Es su respuesta a la amenaza del gobierno de Trump de imponer aranceles por valor de 200.000 millones

Vehículos preparados para ser exportados en un Lianyungang, China.
Vehículos preparados para ser exportados en un Lianyungang, China.

China vuelve a mover ficha en la guerra comercial que le enfrenta a EE UU. El gigante asiático ha amenazado con una nueva ola de aranceles a la importación de productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de euros, entre los que están el gas natural licuado, el petróleo sin refinar, aeronaves e incluso productos cárnicos, como respuesta a la amenaza del gobierno de Donald Trump de imponer un arancel superior al 25% a productos chinos valorados en conjunto en 200.000 millones de dólares en importaciones. El gobierno chino advirtió de medidas adicionales y de que no dará un paso atrás en la guerra comercial que mantienen con Washington.

China añade productos energéticos a la lista de bienes que sufrirán un aumento en los aranceles, en un momento en que la Casa Blanca ha subrayado la capacidad exportadora del país en materia de energía. Sin embargo, las tensiones comerciales empiezan también a cobrarse víctimas, y según publica la agencia Reuters, la petrolera china Sinopec,la primera importadora de petróleo sin refinar estadounidense, ha suspendido las compras debido al enfrentamiento comercial. EE UU es el mayor exportador de combustibles como la gasolina o el diésel, y pretende convertirse en uno de los que más gas natural licuado exporte en 2019. Las exportaciones de este producto en 2017 fueron de 3.300 millones de dólares el año pasado. China, por su parte, es el mayor importador de petróleo del mundo.

Según han publicado hoy los medios oficiales chinos, el aumento de los aranceles a productos  estadounidenses por valor de 60.000 millones es una "represalia racional", y acusa al gobierno de EE UU de chantajista. "La presión extrema y el chantaje de la Casa Blanca ya están claros para la comunidad internacional. Tales métodos de chantaje extremo no darán fruto contra China", señalaron en la televisión estatal, tal y como recoge Reuters. Por su parte, el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, presente en Singapur, afirmó que "el presidente Trump heredó un régimen de comercio injusto donde los trabajadores y las empresas estadounidenses no fueron tratadas de forma recíproca ni justa por el gobierno chino, y los esfuerzos de la administración Trump para corregir eso son correctos".

Normas