La ola de calor amenaza con cerrar cuatro centrales nucleares en Francia

Las temperaturas superiores a 40 grados impiden enfriar los reactores con agua del río Ródano

Électricité de France cuenta con 58 reactores nucleares activos en 20 centrales francesas

Torre de refrigeración de la central nuclear de Golfech, Francia.
Torre de refrigeración de la central nuclear de Golfech, Francia.

La ola de calor en el sur de Europa ha puesto en jaque a la generación de energía. La empresa Électricité de France (EDF) ha asegurado este miércoles que las altas temperaturas en el río Ródano pueden provocar el cierre temporal de 4 centrales nucleares francesas a partir del próximo viernes. Los reactores dependen del agua para enfriarse, lo que no puede hacerse si la temperatura del río es demasiado elevada.

Después de las temperaturas récord que se registraron en algunas partes de Europa durante julio, agosto ha comenzado con pronósticos que superan los 40 grados en el sur de Francia y España. Por ese motivo, EDF ha dicho que puede verse obligada a reducir la producción de electricidad en dos reactores instalados en la planta de Staint Alban, que tienen una capacidad de 2.300 megawatts. EDF también ha advertido de que la producción podría frenarse en otros dos reactores de la central nuclear de Bugey.

Las altas temperaturas ya han obligado a EDF a recortar la producción de dos centrales durante la última semana, mientras que otros generadores en Suecia y Alemania debieron reducir la producción por los mismos motivos.

EDF no ha confirmado si otros cuatro reactores ubicados río abajo, a orillas del Ródano, en la planta nuclear de Tricastin, pueden verse afectados. En la actualidad, tres reactores de esa central se encuentran inactivos por tareas programadas de reparaciones.

La ola de calor afecta hace varios días al mercado europeo. El coste de la energía mayorista en Francia y Alemania ha alcanzado su nivel más alto en una década para esta época del año. Francia obtiene el 70% de su energía de 58 reactores nucleares, y es un exportador neto. Por ello, cualquier reducción de su producción puede repercutir en los paises importadores.

Los problemas de suministro eléctrico en Francia han influido en otras oportunidades en el precio de la energía en España. Esto se debe a que si Francia importa electricidad puede provocar una subida de la luz en el mercado mayorista. En 2017, con el cierre de 20 reactores franceses, el precio de la luz en el país vecino se disparó hasta los 195 euros/MWh y tensionó al mercado español.

EDF, cuya mayoría accionaria está en manos del estado francés, tiene ingresos superiores a los 70.000 millones de euros anuales y opera más de 120 gigawatts de energía en Europa, América del Sur, EE UU, Asia y África. En Francia cuenta con 58 reactores nucleares activos en 20 centrales.

Normas