Cuentas públicas

Carmen Calvo: “No habrá adelanto electoral y sí Presupuestos”

Calvo afirma que el Ejecutivo buscará "soluciones" si el Senado rechaza la senda de

déficit

Pide que se se respete la posición constitucional que tiene el Congreso

 La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado este miércoles que el Ejecutivo buscará "soluciones" si el PP veta en el Senado, donde tiene mayoría absoluta, la senda de déficit presentada por el Gobierno. A juicio de Calvo debe respetarse la "posición constitucional del Congreso".

En declaraciones en el Congreso, Calvo ha recordado que, hasta la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria por parte del PP, el Senado no tenía capacidad de vetar la senda de déficit. Salvo en este caso, todas las leyes que son rechazadas por el Senado vuelven al Congreso, que puede levantar este veto.

Preguntada entonces si el Gobierno se plantea una nueva reforma de esa ley, ha replicado que lo que quiere es "que se respete la posición constitucional que tiene el Congreso", tal como sucedía durante los anteriores gobiernos socialistas.

"Lo que no tiene mucho sentido --ha argumentado-- es que el Senado vete al Congreso, que es donde se inviste al presidente o presidente del Gobierno y donde está la votación de los Presupuestos porque eso hace muy difícil respetar la posición del Congreso".

Precisamente el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, había sugerido este miércoles por la mañana que "quizá toca impulsar alguna modificación legislativa si el Gobierno quiere que sus objetivos de déficit terminen aprobándose".

Además, ha subrayado que "no va a haber adelanto electoral", sino que "lo que habrá son Presupuestos Generales del Estado" y en ellos se demostrará que "no era necesario asfixiar constantemente a los hombres y mujeres de este país en sus derechos y en los servicios públicos".

En este punto, ha defendido que el PP mantenía esta situación "por razones exclusivamente ideológicas" y que solo ha hecho falta que una nueva ministra de Economía negocie con Bruselas un "margen de respiro" para "reequilibrar las desigualdades" y una de Hacienda "capaz de establecer unas coordenadas de crecimiento razonables".

Con todo, Calvo ha pedido "a la derecha" que anteponga el interés de España a sus intereses de partido, afirmando que en democracia "hace falta llegar a encuentros" para que el país pueda crecer y ofrecer soluciones a problemas que son "acuciantes".

 Así, ha avisado a "su nuevo líder", Pablo Casado, y a los alcaldes y presidentes autonómicos de que tendrán que explicar a los españoles "que les da completamente igual" que las comunidades autónomas puedan tener más dinero para servicios sociales. La propuesta del Gobierno permitiría a las comunidades autónomas usar 2.400 millones más en 2019. 

“Nada” al independentismo: todos los grupos son iguales

Por otro lado, preguntada qué está dispuesto el Gobierno a dar a los independentistas a cambio de su apoyo, ha replicado que el Ejecutivo no dará "nada, ni nunca", porque "todos los grupos parlamentarios y todos los escaños son iguales" y todos los territorios tienen sus problemas y sus aspiraciones.

Para Calvo, en dos meses el Gobierno ha demostrado que se puede hablar y resolver problemas "con el resto de los poderes públicos" y que ahí entra "absolutamente todo el mundo, incluido el Gobierno de Cataluña".

 

Normas