Aerolíneas

Ryanair advierte de "pérdidas de puestos de trabajo" si continúan las huelgas

La aerolínea irlandesa prevé reducir vuelos invernales y su flota

Reduce un 20% su beneficio en su primer trimestre fiscal, hasta 319 millones

Avión de Ryanair en Palma de Mallorca
Avión de Ryanair en Palma de Mallorca REUTERS

La aerolínea irlandesa Ryanair advirtió hoy de que podría reducir su calendario de vuelos de invierno y su flota de aviones en las bases europeas donde los sindicatos de pilotos están convocando "huelgas innecesarias", lo que provocaría también "pérdidas de puestos de trabajo".

El consejero delegado de la compañía, Michael O'Leary, indicó hoy que espera más movilizaciones este verano por parte de grupos de pilotos en Irlanda y, "posiblemente", en Portugal y Alemania, a las que se suman los parones convocados ya para este miércoles y jueves por los tripulantes de cabina (TCP) en España, Bélgica y Portugal.

El directivo recalcó que "hará frente" a las protestas y que no cederá ante las demandas que "pongan en riesgo" el modelo de negocio de la aerolínea de "bajos precios y alta eficacia".

Reduce un 20% su beneficio en su primer trimestre fiscal

Ryanair registró un beneficio neto de 319 millones de euros en su primer trimestre fiscal, finalizado el pasado 30 de junio, un 20% menos que los 397 millones de euros que alcanzó en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía en un comunicado.

La aerolínea irlandesa elevó un 9% su cifra de ingresos en el periodo de abril a junio, hasta los 2.079 millones de euros, frente a los 1.910 millones del año pasado.

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, achacó la caída de los beneficios a la bajada de precio de los pasajes, la ausencia de parte de la Semana Santa, que este año se celebró en marzo, y el aumento del coste del combustible y de los salarios de los pilotos.

Esta Semana Santa precoz ha provocado que en el primer trimestre fiscal el precio medio de los billetes de Ryanair se haya reducido en un 4%, hasta los 38,68 euros.

O'Leary también ha apuntado que la aerolínea ha tenido que hacer frente a 2.500 cancelaciones (450.000 viajeros), debido a la falta de controladores en distintos aeropuertos, tanto por la carencia de personal en Reino Unido, Alemania y Grecia, como por las huelgas en Francia.

La aerolínea irlandesa de 'low cost', que advierte de que Europa está experimentando un exceso de capacidad, transportó durante el periodo 37,6 millones de pasajeros, un 7% más que en su primer trimestre del pasado ejercicio y contó con un factor de ocupación del 96%.

La compañía irlandesa ha señalado que el aumento del coste de los pilotos, una de las razones del recorte de beneficios, se debe a un repunte del 20% en cinco años para sus pilotos de Boeing 737.

Preocupación por el Brexit

En cuanto al Brexit, la aerolínea ha señalado que siguen preocupados por una separación no negociada y han señalado que, de producirse, sus accionistas serán tratados como no europeos, y verán restringidos sus votos para cumplir la ley de mayoría de participación europea.

Para el conjunto del ejercicio 2018, Ryanair confirmó sus objetivos de beneficios en una horquilla de entre 1.250 y 1.350 millones de euros, si bien esta evaluación dependerá del precio de los billetes a corto plazo, las posibles huelgas de su personal, los controladores en Europa y el Brexit.

Normas