Barcelona en exclusiva: propuestas para un verano prémium

Planes para todos los gustos y pocos bolsillos

Hoteles históricos, museos a puerta cerrada, catas de lujo y locales antituristas

Joan Miró
Visita privada a la Fundación Joan Miró. Cinco Días

Nos encanta que nos mimen, que nos cuiden, que nos hagan sentir especiales, en definitiva. Para los que se lo pueden permitir, para los que se quieren dar un homenaje o para los que directamente nunca quieren dejar de soñar, aquí les dejamos propuestas de lujo para este verano en Barcelona. Pero ojo, no todo tiene por qué ser caro.

Miró en privado

“Trato de aplicar colores como palabras que forman poemas, como notas que forman música”. En Montjuic, resguardado entre árboles y ajeno al bochorno de la ciudad, se encuentra la Fundación Joan Miró. En 1975 el artista confió en Josep Lluís Sert para proyectar un espacio en el que la arquitectura, el arte y el paisaje cobrarían forma en uno de los mejores balcones de la ciudad.

Pinturas, cerámicas, esculturas o gigantescos textiles... Explore la evolución de la obra mironiana en una visita privada, a puerta cerrada. Un paseo íntimo y distendido por las diferentes estancias de este edificio racionalista, lleno de luz y serenidad, donde el guía le ayudará a sentir el arte de Miró de una forma diferente, a percibir cada detalle y a descubrir su profundo vínculo con esta tierra. Precio, 900 euros.

Somos gente de barrio

Lo auténtico aquí se ha convertido en exclusivo. A pesar de los que piensan que la ciudad ha vendido su alma al demonio del turismo, la mayoría sabe que la esencia de Barcelona aún se esconde entre las callejuelas de sus barrios. Y si aún tiene dudas pásese por Sant Antoni.

En el Eixample, entre el Raval y el Poble Sec, el barrio de Sant Antoni lleva años clamando por una Barcelona auténtica a golpe de mañanas de vermú, de tardes afterwork y de cenas de autor. En la calle Parlament encontrará locales variopintos, como donuterías, tascas antihipster, bodegas (o cellers), horchaterías, cervecerías o restaurantes de nivel en el foco de los amantes del buen hacer.

Empiece con un café y un trozo de tarta en el Cometa o un brunch en el Federal; pruebe la horchata del Sirvent, las ensaimadas del Idò Balear o las cervezas de Els Sortidors, sin olvidarse de clásicos del tapeo como el Calders o Pepa Tomate.

La inauguración más esperada en el barrio, tras una década, es la del mercado de Sant Antoni el pasado mes de mayo. Este edificio del siglo XIX se ha renovado en un gigantesco espacio de 55.000 metros cuadrados y más de 200 establecimientos.

Mercado de Sant Antoni
El mercado de Sant Antoni reabrió en mayo. Cinco Días

Las viñas del Maresme

En el Maresme, a tan solo 45 km de Barcelona y al pie del Mediterráneo, el Parque Natural Serralada de Marina esconde una bodega singular, el celler Alta Alella.

La agricultura ecológica, el terreno arenoso del sauló y la climatología marina son los responsables de los excelentes cavas de Josep Maria Pujol-Busquets y su familia, reconocidos como uno de los primeros del paraje por parte del Consejo Regulador.

Alta Alella permite desconectar en medio de la naturaleza y al lado de Barcelona; propone una experiencia enoturística para pasear por esta finca con estupendas vistas del parque natural y la costa mientras se degustan sus vinos y cavas en diferentes maridajes y actividades enogastronómicas: un auténtico lujo.

Pruebe las clases de yoga entre viñas, las visitas con los ojos vendados para dejarse envolver por este entorno o el vuelo en helicóptero por los alrededores para ya ponerle la guinda al pastel.

Maresme
Campos de cultivo en el Maresme. Cinco Días

Cien años majestuoso

En abril de 1918 se inauguraba en el paseo de Gracia el que se convertiría en uno de los hoteles más emblemáticos de Barcelona. Lujo, clase y elegancia son las señas que han guiado la trayectoria del Majestic Hotel & Spa Barcelona durante estos cien años.

El Menú Centenario del Hotel Majestic pretende recuperar antiguas recetas de los años veinte y treinta

Para celebrarlo, el establecimiento, propiedad de la familia Soldevila-Casals, ha organizado para este año una serie de eventos gastronómicos, culturales, editoriales y artísticos para transmitir a sus huéspedes la esencia del hotel.

Hotel Majestic
Hotel Majestic. Cinco Días

El Menú Centenario es la iniciativa más llamativa. Diseñado por el chef con estrella Michelin Nandu Jubany, estará disponible cada viernes de 2018 en horario de cena con una serie de recetas recuperadas de las minutas históricas del archivo del hotel.

Hors d’oeuvres variés, consommé Maria Stuart o coctel de bogavante, para seguir con lenguado Marguery, mignon de ternera de 1928 y la Bomba Majestic para finalizar.

El objetivo es trasladar a los comensales al lujo de los años veinte y treinta. Precio, 100 euros.

Guía de viaje

bourbons
Cata de bourbons de Beam Suntory en el Soho House. Cinco Días

Del huerto al hotel. El restaurante Solc se acaba de sumar a la oferta culinaria del Majestic con una oda al producto de proximidad y a la cocina catalana llevando a sus fogones la materia prima del propio huerto del hotel, situado en el Maresme.

Casa Vicens. Hablar de Barcelona, de arte, y no hablar de Gaudí es un sacrilegio. Al margen de la Pedrera o la Casa Batlló encontrará en la Villa de Gracia Casa Vicens, la primera construcción del arquitecto catalán y una de las primeras obras del Modernismo. Precio, 16 euros.

Bourbon, no whisky. El licor americano se ha convertido casi en una bebida exclusiva que merece un homenaje. Empiece en el Soho House con una cata de Jim Beam y Maker’s Mark; continúe con un menú con esencia de bourbon en el restaurante Llamber y termine con unos cócteles en la Antigua Compañía de las Indias.

Espai Kru. Se definen como la marisquería del futuro. Los hermanos Iglesias defienden esta propuesta gastronómica donde (casi) todo es crudo, del mar y delicioso.

Normas