Incluso un Netflix más lento va por delante en la carrera

La plataforma de vídeo es juzgada por el aumento de sus suscriptores, no por sus ganancias

Logo de la plataforma de transmisión de vídeo Netflix.
Logo de la plataforma de transmisión de vídeo Netflix. REUTERS

El tropiezo en el crecimiento de Netflix es un pequeño regalo para sus rivales. El servicio de transmisión de vídeo tuvo menos suscriptores de lo previsto en el segundo trimestre, lo que le costó más de 20.000 millones de dólares de su valor. Eso consolará a Walt Disney y Comcast mientras libran una cara batalla por partes de Twenty-First Century Fox y Sky. Sin embargo, incluso un Netflix más lento sigue muy por delante en la carrera.

La compañía liderada por Reed Hastings sumó 5,2 millones de nuevos clientes netos en el último periodo. Eso representa una tasa de crecimiento anual de casi el 18%. Y la compañía aumentó sus ganancias en casi seis veces, a 384 millones de dólares. Sin embargo, Netflix es juzgado por el crecimiento de sus suscriptores en lugar de por las ganancias, y una compañía de su valor –sus acciones suben más del doble desde comienzos de año– no podía permitirse perder su pronóstico de un millón de clientes. Los inversores impulsaron las acciones un 14% a la baja tras el lanzamiento de los resultados después del cierre del mercado el lunes.

Aun así, es un líder en servicios de transmisión con un alcance global de casi 125 millones de abonados, razón por la cual, incluso después de la derrota del lunes, el valor de la compañía aumentó un 80% desde finales del año pasado a alrededor de 150.000 millones de dólares.
Pero la caída también subraya que el gasto de Netflix –alrededor de 8.000 millones de dólares en programas de televisión y películas y una pérdida de efectivo de hasta 4.000 millones de dólares en 2018– para atraer más televidentes es una compensación arriesgada.

Disney ha superado su propuesta por partes de Fox en un 36% por encima del acuerdo original, a 71.300 millones de dólares. Comcast subió la semana pasada la oferta de Disney a 34.000 millones de dólares por la firma de satélites europea Sky, y aún puede tratar de arruinarlo nuevamente con una oferta aún mayor por Fox.

¿El motivo de la locura? Los medios tradicionales están atrapados y a la defensiva después de minimizar inicialmente el potencial de Netflix para obtener ingresos a corto plazo. A pesar de su reciente revés, Netflix tiene una ventaja de 10 años. Un par de adquisiciones no harán que los rivales sean más veloces.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Daniel Domínguez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas