Cómo evitar las multas de tráfico en vacaciones

Las patrullas integrales de la Guardia Civil están dotadas de dispositivos para el control de drogas, alcohol y minirradares

Se puede consultar la ubicación de estos equipos en la página de la DGT y mapas en plataformas como Todoradares.com

Radares España

Radares fijos y móviles, helicópteros Pegasus, patrullas de vigilancia integrales, que funcionan desde Semana Santa, y ahora, drones. Esta es toda la artillería que tiene desplegada la DGT para persuadir a los conductores de cometer infracciones, sobre todo en los meses de verano, que este año registrará casi 90 millones de desplazamientos (un 2% más).

Pero no se asuste. No se aleja de lo que ha ocurrido otros años y de las técnicas de vigilancia ya instaladas en nuestras vidas, como las cámaras que vigilan las calles, el GPS del móvil o las cookies que nos controlan en internet. Le llaman seguridad.

En los dos últimos años, el número de fallecidos al volante no ha bajado de las 1.800 personas y todas las medidas son pocas para intentar rebajar esa cifra. El recién nombrado responsable de la DGT, Pere Navarro, ya ha anunciado que va a modificar el carné por puntos y a aumentar las sanciones en algunas infracciones, como el uso del móvil, porque las distracciones son la principal causa de muertes, por delante del exceso de velocidad y el consumo de alcohol.

La red social de conductores SocialDriver ha publicado 58 localizaciones habituales de los 60 Velolaser de la DGT

Y es que, según asegura Jesús Monclús, director de prevención y seguridad vial de la Fundación Mapfre, “estudios concluyen que aumentando la vigilancia solo un 10% se reducen los siniestros más de un 5%”. “La amenaza de la multa sigue funcionando y la mayor eficacia se consigue cuando hay más supervisión y controles, a lo que contribuyen también los radares”, sostiene Monclús.

Pese a que en España se cree que estamos cada vez más cercados por los radares, nos encontramos por debajo de países como Reino Unido e Italia, asegura Javier Llamazares, director general de Fesvial (Fundación para la Seguridad Vial), quien afirma que “ha aumentado la velocidad de los vehículos porque la Administración se ha relajado”.

De hecho, el año pasado unos dos millones de multas fueron por exceso de velocidad. Las sanciones por esta infracción oscilan entre los 100 euros (hasta 150 km por hora) y los 300 euros, pudiendo ir por lo penal. 

DGT pago multas

En España existen más de 2.400 radares, entre los fijos, de tramo y móviles, recoge la empresa de defensa de multas Dvuelta.  Los radares fijos, más de 800, se supone que deben estar ubicados en los puntos negros y donde hay mayor concentración de accidentes, aunque muchos de ellos se encuentran en autovías y carreteras de altas capacidades que aparentemente no revisten mucho peligro. Una cifra que, según Dvuelta, se ha estancado en los últimos años porque han dejado de ser rentables.

“Pierden eficacia con el tiempo”, dicen en RACE, porque los conductores terminan por tenerlos localizados, como a los semáforos. Es más, según Dvuelta, muchos de los que se estropean no se reponen y existen muchas cajas de radares vacías porque se cambian de ubicación.

Es fácil saber dónde están ubicados porque la DGT tiene una lista en su página web y se pueden consultar mapas elaborados por plataformas como Todoradares.com, entre otras. Existen en el mercado otras herramientas que ayudan a controlarlos. Son los avisadores de radares fijos por posicionamiento GPS, como Genevo GPS (unos 100 euros), Angel Driver F15, totalmente legales. Los que sí están prohibidos son los inhibidores y detectores de radares por ondas.

‘Apps’ útiles para viajar

consultar multas por matricula

Waze. Permite conocer la situación del tráfico en tiempo real, las obras, accidentes o atascos. Pero también actúan como la clásica ráfaga de luz, ahora electrónica, porque avisa de los controles de la Guardia Civil y de los radares.

Gaspay. Pagar la gasolina con el móvil sin necesidad de bajar del coche es posible con esta aplicación, que vincula la cuenta bancaria al smartphone. Ofrece descuentos y la factura de la gasolinera.

On my way. Esta aplicación permite compartir de manera automática la ubicación del vehículo en tiempo real sin necesidad de actualizar el móvil. El conductor debe enviar el enlace que crea la aplicación a la persona que quiere tener informada.

Amovens. Compartir coche entre personas con el mismo destino, con seguro incluido para conductor y pasajero; alquiler entre particulares, a partir de los 21 años, y renting son los tres servicios de esta plataforma.

Drivesmart. Ofrece consejos a los conductores para mejorar las habilidades gracias a la monitorización de la velocidad, frenado, aceleración o toma de curvas.

Velolaser es un nombre que en los últimos meses ha empezado a correr como la pólvora en las redes sociales y foros de conductores. Desde Semana Santa, la DGT ha reforzado el control en las carretera con 60 Velolaser, minirradares que permiten más movilidad por su tamaño y porque pueden transportarse en moto o coche e instalarse en los guardarraíles, en trípodes, etc.

Aunque algunos foros dicen que no están multando aún, hay que tener cuidado, porque en la DGT lo han desmentido. No obstante, en Todoradares.com dudan de su utilidad. Además de los pocos que son (frente a los más de 2.000 de frecuencia), “tienen el inconveniente de que no funcionan bien en caso de lluvia, niebla o más de 30 grados de temperatura”, destacan en esta plataforma.

Aunque obviamente no se conoce su ubicación, la red social de conductores SocialDriver ya ha publicado 58 localizaciones habituales donde suelen operar, a partir de los datos de sus usuarios. Los Velolaser, conectados a wifi o 3G, detectan los vehículos a velocidades de hasta 250 km por hora, la distancia de seguridad, etc.

El año pasado se impusieron dos millones de multas por exceso de velocidad en España

También por aire operan los radares. Ocho helicópteros dotados con un radar Pegasus vigilan el tráfico en las distintas zonas de España. Tienen dos cámaras, una vigila la velocidad y la otra ficha con un zoom la matrícula y las infracciones (uso del móvil, cinturón de seguridad, etc). Pero hay zonas fuera de su alcance. Las rutas se pueden consultar en distintos foros.

Además, desde marzo operan patrullas integrales de vigilancia de la Guardia Civil en moto o vehículo, dotadas con dispositivos portátiles para realizar la prueba de alcohol y drogas, y los Velolaser. Los drones son la última iniciativa de vigilancia de la DGT. De momento son cinco y no multan porque no tienen capacidad para portar un minirradar. Pero todo se andará.

David Fernández: “En la M-40 hay radares en tramos donde no existe peligro”

Cómo evitar las multas de tráfico en vacaciones

Aunque es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad Autónoma de Madrid (1998), a David Fernández enseguida le entró el gusanillo por la movilidad. De hecho, realizó un máster en Movilidad Urbana en la Universidad Rey Juan Carlos y ha desarrollado toda su actividad laboral en el ámbito de la consultoría de transporte, la movilidad sostenible y la seguridad vial orientada a la formación en el mundo de la empresa. Actualmente es profesor del primer título de posgrado de Seguridad Vial de la ONU impartido en la Universidad Europea en colaboración con RACE.

¿Por qué no se consigue reducir las víctimas de accidentes de tráfico ni con los radares?

Simplemente ha aumentado el volumen de coches en las carreteras y la movilidad. Eso no significa que no estén funcionando las políticas de seguridad vial, es que la actividad económica genera más desplazamientos y aumentan las probabilidades de siniestros.

¿Ayudarán a reducir las víctimas los nuevos radares móviles?

Siempre que la localización sea la correcta. Es decir, en los puntos negros, en tramos peligrosos y de concentración de accidentes. Si no, no tendrán sentido. Lo ideal sería que los pusieran en las carreteras secundarias que es donde se producen el 80% de los accidentes, no en la autovías donde hay buena visibilidad, no hay curvas, etc. En la M-40 hay radares en zonas donde no hay peligro aparente. Solo te hacen respetar la velocidad durante 300 metros y luego se pisa de nuevo el acelerador.

¿Será eficaz el sistema de drones para vigilar el tráfico?

Lo que sí serán es más eficientes que los helicópteros, teniendo en cuenta que cuestan unos 8.000 euros frente hasta el millón de euros que puede costar un helicóptero. Bien ubicados, serán muy útiles, pero me temo que estarán en carreteras de altas capacidades.

Normas