La salida a Bolsa de Xiaomi castigará dos veces a los banqueros

CLSA, Goldman Sachs y Morgan Stanley, los tres bancos que lideran el acuerdo, lograron algunas expectativas positivas

El fundador de Xiaomi, Lei Jun, durante la salida a Bolsa de la compañía.
El fundador de Xiaomi, Lei Jun, durante la salida a Bolsa de la compañía. REUTERS

La deslucida oferta pública inicial de Xiaomi castigará a los banqueros dos veces. Las acciones del fabricante chino de smartphones se lanzaron por un valor de 54.000 millones dólares, por debajo de su precio de emisión, en su debut en la Bolsa de Hong Kong.

Los asesores de la compañía con sede en Pekín no lograron rebajar lo suficiente un objetivo de valoración poco realista. CLSA, Goldman Sachs y Morgan Stanley, los tres bancos que lideran el acuerdo, lograron algunas expectativas positivas.

Antes de la solicitud formal de Xiaomi para salir a Bolsa, se informó de un objetivo de valoración de 100.000 millones de dólares, más del doble del nivel asegurado en la última recaudación de fondos previa a su salida al mercado bursátil de 2014. La oferta finalmente se comercializó en un rango de 70.000 millones de dólares. Eso todavía estaba lejos del objetivo. Las acciones comenzaron a cotizarse a 2,12 dólares cada una, en comparación con un precio de salida de 2,16 dólares. 

Esto significa que los títulos de Xiaomi estaban cambiando de manos con un valor de mercado de 53.000 millones de dólares, más de 1.000 millones por debajo de lo que se ofrecía y lejos del primer día que ansían las compañías tecnológicas. El fallo en sus expectativas podría volver a afectar a los bancos.

Se espera que el debut de Xiaomi sea uno de los factores determinantes para que el gigante de la infraestructura de telecomunicaciones China Tower comience a construir su cartera, como está previsto para la próxima semana. Otras firmas tecnológicas en lista de espera pueden querer ser más conservadoras. Fuentes de la industria aseguran que Meituan-Dianping espera obtener una valoración de 60.000 millones de dólares cuando salga a Bolsa en Hong Kong a finales de este año, el doble de los 30.000 millones de dólares que logró como parte de una recaudación de fondos privada en octubre.

Xiaomi es principalmente una empresa de hardware, que gana la mayor parte de su dinero vendiendo teléfonos, en lugar de un stock de comercio electrónico. Los asesores y emisores tendrán que andar con más cuidado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Daniel Domínguez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas