La industria del acero pide a la UE que limite las exportaciones de Turquía y Asia

Prevé un traslado masivo de ventas ante el cierre del mercado estadounidense

EE UU tan solo absorbe el 4% de las exportaciones españolas

Andrés Barceló, director general de Unesid
Andrés Barceló, director general de Unesid

La imposición de aranceles por parte de EE UU a las exportaciones de acero del resto de grandes socios comerciales apenas va a tener efecto en España. Bernardo Velázquez, presidente de la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid), la patronal que aúna a los principales productores en España, y consejero delegado de Acerinox aclaró que las exportaciones españolas están muy concentradas en la Unión Europea (representa el 59% del total) y que apenas se destina el 4% a EE UU. “El impacto no es significativo, pero nos preocupa el movimiento de los países que exportan a EE UU y que trasladen su producción a Europa”, ha resaltado en rueda de prensa.

El temor de los productores españoles es que las empresas que vean cerrado el mercado estadounidense opten por desviar sus ventas a la Unión Europea e inunden el mercado europeo, provocando, en primer lugar, una caída de pedidos y en segundo lugar, una bajada de precios. “Defendemos un mercado libre con unas reglas iguales para todos los países”, subrayó Velázquez. Ante este escenario, Andrés Barceló, director general de Unesid, reclamó a la Unión Europea que adopte medidas para evitar esta situación. “La Comisión Europea ya está trabajando y prevemos que a mediados de este mes ya haga oficial su propuesta”, resaltó. Lo que estaría barajando Bruselas es el establecimiento de un contingente arancelario, similar al que se estableció a las exportaciones chinas en 2003, que consistió en fijar un límite a las exportaciones calculando la media de los últimos tres ejercicios. Todo lo que excediera ese nivel se vería gravado con un arancel.

La principal amenaza, según Unesid, procede de Turquía, que es el mercado más próximo y el país que más vende a Europa desde fuera de la UE, con un 7% del total de las importaciones, aunque Barceló resaltó el peligro que representan los acuerdos particulares a los que ha llegado EE UU con Corea para evitar la imposición de aranceles. “Corea del Sur ha pactado reducir un 30% las ventas a EE UU y ahora tiene que colocar ese excedente en otros mercados. Brasil también ha alcanzado un acuerdo similar”, recalcó Barceló. En su opinión, India, Taiwán y Corea del Sur son actores importantes del mercado estadounidense que representan una amenaza para la industria del acero de España.

La patronal siderúrgica también aprovechó para reclamar una rebaja de los precios de la electricidad para la industria que más consume. “Tenemos unos precios en España que son un 30% más caros que en Francia y que limitan nuestra competitividad. Para una empresa media del sector representa un sobrecoste de 20 millones de euros por cada tonelada de producción”, recalco Velázquez.

 

 

Normas