¿Por qué el 86% de los autónomos cotizan por la base mínima?

La desconfianza en el sistema de pensiones, elemento clave.

autónomos cotización
GRAF1796. SAN LORENZO DE EL ESCORIAL, 02/07/2018.- La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, durante el curso "Nuevos retos para autónomos y emprendedores" en los Cursos de Verano de la Complutense que se celebran en San Lorenzo de El Escorial. EFE/Santi Donaire EFE

Los datos señalan que solo el 14% de los autónomos eligen cotizar por la base máxima. Para los expertos jurídicos, este fenómeno se produce por la "desconfianza en el sistema de pensiones".

La diferencia entre la base máxima y la mínima es la cuantía de la pensión de jubilación y una ampliación de las coberturas. Actualmente, los autónomos que se jubilen y hayan cotizado por la base mínima reciben al mes 788,9 euros (habiendo cotizado 36 años y 6 meses) mientras que los que se jubilen habiendo cotizado por la base máxima recibirán 2.580 euros mensuales.

La base mínima de cotización está fijada actualmente en 279 euros, cuota que tienen que abonar todos los autónomos independientemente de su volumen de ingresos. Una vez se acaben las bonificaciones, aquellos autónomos que ganen 600 euros al mes deberán desprenderse de casi la mitad de sus ingresos para cotizar a la Seguridad Social. "A esto habría que sumarle las declaraciones trimestrales del IVA e IRPF, con lo que el salario resultante es inferior a los 300 euros al mes.

Según apuntan desde CopiaJurídica, esta base mínima está pensada para aquellos que ganen más de 3.751 euros mensuales brutos. No obstante, la base de cotización es de libre elección hasta los 47 años, por lo que a mayor base, mayor cuota mensual tendrá que abonar el trabajador.

Reforma a la vista

La reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos está sobre la mesa. Así lo ha propuesto la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, cuya propuesta afectaría a los profesionales por cuenta propia que ganen menos del Salario Mínimo Interprofesional, fijado en 858 euros y a quienes ingresen más de 40.000 euros netos al año.

Este último rango representa al 30% de los trabajadores por cuenta propia que existen en España. De esta forma, la propuesta de reforma del RETA solo contempla retocar estas dos franjas en cuanto a la base de cotización.

La propuesta que plantea el Gobierno de Pedro Sánchez repercutiría, por lo tanto, a los que ganen más de 40.000 euros netos anuales. Estos trabajadores, que representan el 30% de los autónomos, estarían obligados a abonar una base mínima de 1.840 euros mensuales. Es decir, aquellos que ingresen más de 3.333 euros netos al mes, deberían abonar 1.840 euros a la Seguridad Social. Por su parte, para aquellos que ganen menos del SMI fijado, se estudia una cotización de 50 euros mensuales, la misma que la tarifa plana durante los primeros doce meses.

Normas