La afiliación a la Seguridad Social se encuentra solo a un 1,18% de su máximo

El sistema recupera los 19 millones de ocupados por primera vez desde 2008

El Gobierno confía en pagar el incremento de las pensiones lo antes posible

La afiliación a la Seguridad Social se encuentra solo a un 1,18% de su máximo pulsa en la foto

El empleo sigue brindando buenas noticias. La afiliación media a la Seguridad Social superó en junio la barrera de los 19 millones de ocupados hasta situarse en los 19.006.990 tras sumar 91.322 el pasado mes, lo que representa un avance del 0,48%. Tal y como informaron desde el Ministerio de Trabajo, se trata de la mejor cifra desde septiembre de 2008; mientras que en términos desestacionalizados también se contabilizaron más ocupados, en concreto 53.236, por lo que alcanza la cifra total de 18.800.828. De esta forma, un repaso a la serie histórica permite concluir que el empleo en España, medido en términos de afiliación a la Seguridad Social, se encuentra ya solo a un 1,18% de su máximo, de 19.231.824 trabajadores, alcanzado en 2007.

En términos anuales, el incremento de la afiliación fue del 3,11% después de sumar 573.884 afiliados medios en los últimos doce meses. Uno de los datos más positivos que arroja la estadística es que la afiliación de mujeres sigue protagonizando una evolución muy positiva. Hasta tal punto esto ha sido así, que junio pasado finalizó con un total de 8.779.129 trabajadoras ocupadas, la cifra más alta jamás registrada, lo cual significa que han recuperado todo el empleo destruido durante la crisis, algo que ya se produjo hace algunos meses. Representan el 46,19% del total de afiliados a la Seguridad Social.

Por el contrario, entre los hombres, el registro marcado en junio, que también creció un 3,03% en términos anuales, aún se encuentra lejos de los niveles alcanzados en 2008. Así, a finales del mes pasado 10.227.861 hombres estaban inscritos en la Seguridad Social, frente a los 11.109.558 ocupados varones con que finalizó junio de hace diez años.

Un análisis en detalle de las cifras muestra cómo el régimen general protagonizó un avance de 77.477 trabajadores (0,50%), cifra superior a la contabilizada en junio del año pasado y que eleva la cifra total de ocupados de este régimen a 15.664.100 trabajadores. Desde la Secretaría de Estado de la Seguridad Social se destacó que es el dato más elevado de toda la serie histórica, desde que se produjo la integración de los regímenes agrario y del hogar. Aún así, si se considera el régimen general puro, también se trata del mejor registro desde septiembre de 2008.

Por sectores, la ocupación creció en la mayoría de ellos, especialmente en la hostelería, con 34.357 afiliados más, el comercio y la reparación de vehículos de motor, con 28.617 y las actividades sanitarias y administrativas con unos 20.000 ocupados más cada una de ellas.

En el lado menos positivo destaca la pérdida de ocupados en el sector de la educación, que registró un descenso del 5,78% con 54.231 afiliados menos. En términos anuales, la ocupación avanzó en todas las provincias y comunidades y ciudades autónomas, destacando porcentualmente los incrementos experimentados por la Comunidad Valenciana (4,12%), Canarias (4,09%), Comunidad de Madrid (3,98%), Navarra (3,88%), Baleares (3,36%) y Andalucía (3,15%).

Por su parte, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en junio en 89.968 desempleados respecto al mes anterior (-2,8%), su menor descenso en este mes desde 2011.

El volumen total de parados alcanzó a finales de junio la cifra de 3.162.162 desempleados, su nivel más bajo desde diciembre de 2008, según informó también el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Desde los máximos alcanzados en febrero de 2013, el paro se ha reducido en más de 1,9 millones de personas.

Dentro de la serie histórica comparable, que arranca en 1996, la evolución del paro en los meses de junio suele ser a la baja, salvo en 2008, cuando subió en algo más de 36.000 personas. Así, en 22 de los 23 junios de la serie se registran descensos del desempleo, frente a un mes de aumento.

La bajada de junio de este año, con la que se encadenan nueve meses de retrocesos consecutivos, es inferior a la registrada en 2017 (-98.317 desempleados) y a los descensos experimentados en 2016 (-124.349), 2015 (-94.727), 2014 (-122.684) y 2013 (-127.248), pero supera las caídas registradas entre 2009 y 2011. En total, el de junio de este año ha sido el séptimo mayor descenso de la serie. Asimismo, en términos desestacionalizados, el paro bajó en junio en 15.865 personas. En los últimos doce meses, el desempleo se ha reducido en España en 200.649 desempleados (-6%).

El paro disminuyó en junio en todos los sectores menos en la agricultura, donde subió en 2.573 personas. El mayor recorte correspondió al sector servicios que, ante las contrataciones de verano, redujo el desempleo en 66.698 desempleados. Le siguen construcción (-9.407 parados); industria (-9.123), y el colectivo sin empleo anterior (-7.313 parados).

Por su parte, el número de contratos registrados durante el mes de junio ha sido de 2.055.762, cifra un 1,6% inferior a la del mismo mes de 2017.

En junio de 2018 se registraron 192.972 contratos de carácter indefinido, el 9,39% del total, con un incremento del 15,9% sobre igual mes del ejercicio anterior.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, confirmó que el Gobierno está ultimando la creación de nuevas figuras impositivas para financiar la Seguridad Social de la forma "más ortodoxa", impuestos que verán la luz con los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 y que se diseñarán con el objetivo de que sean los que "menos distorsionen la actividad económica".

No obstante, el secretario de Estado no concretó en qué consistirán estos nuevos impuestos, porque, según recalcó, es competencia de los ministerios responsables de los temas fiscales.

Granado hizo hincapié en que no es adecuado financiar la Seguridad Social con préstamos y que ningún organismo internacional lo defiende. "Es la peor situación posible del sistema", apostilló, tras insistir en que endeudar a la Seguridad Social con préstamos "no se corresponde con el trabajo que los españoles hacen para mantener el sistema".

"Sería bastante difícil explicar que teniendo en cuenta la evolución de las rentas del trabajo en cuanto al PIB, aspirásemos a financiar una magnitud creciente con impuestos vinculados a una magnitud decreciente", insistió.

Por otro lado, preguntado sobre cuándo va a proceder el Gobierno a efectuar el pago de la subida de las pensiones de este año, que se realizará con carácter retroactivo, Granado resaltó que se van a pagar "en el plazo más breve posible, con independencia de cuándo se publiquen los Presupuestos Generales del Estado en el Boletín Oficial del Estado (BOE)".

Normas