Amazon abre el fuego de la guerra farmacéutica

Su compra de la tienda online PillPack hunde el sector en Bolsa

Cartel indicativo de la sede central de PillPack, en Somerville (Massachusetts, EE UU).
Cartel indicativo de la sede central de PillPack, en Somerville (Massachusetts, EE UU).

Amazon ha comenzado su guerra farmacéutica bombardeando el sector. Stefano Pessina, CEO de Walgreens Boots Alliance, dice que no está “especialmente preocupado” por la compra por 835.000 millones de dólares de la farmacia online PillPack por parte del gigante de Jeff Bezos. Pero los inversores no son tan optimistas: hicieron caer en unos 30.000 millones de dólares el valor de cadenas de farmacias, distribuidores y aseguradoras tras conocerse el acuerdo el jueves. A los consumidores, por su parte, les conviene la lucha por los amplios márgenes del sector.

Amazon no ha dicho cuánto va a pagar por PillPack, pero la CNBC informó en abril de que Walmart pretendía comprarla por menos de mil millones de dólares. Incluso si Amazon pagara el doble, es comprensible por qué una operación tan pequeña está haciendo tanto daño.

El acuerdo significa que la firma de Bezos será dueña de un negocio especializado en el envío de medicamentos, y que tiene licencias que le permiten prescribirlos en todo EE UU. Los márgenes operativos de Amazon para su negocio minorista en Norteamérica son del 3%, frente al 5% de CVS Health y Walgreens. Así que hay margen para la reducción de costes dada la reputación de Amazon de iniciar guerras de precios.

Además, la unión de Amazon con JPMorgan y Berkshire Hathaway para reducir los costes de la atención médica es un gran indicio de que este acuerdo es parte de una lucha más amplia contra los intermediarios del sector.

Claro, las cadenas de farmacias tienen algunas ventajas. A los pacientes que necesitan fármacos de inmediato les preocupa más estar cerca de una tiendaque obtener un precio online ligeramente más bajo. Además, la intrincada naturaleza de los descuentos y los precios y la complejidad de la cadena de distribución pueden hacer que a Amazon le resulte difícil ganar dinero.

En las últimas dos décadas, sin embargo, Bezos ha demostrado su error a quienes defendían que industrias como la moda, el mueble y la alimentación, eran relativamente impermeables a la competencia online. El bombardeo del sector farmacéutico puede ser simplemente el primer día de una larga guerra contra los márgenes de la asistencia sanitaria.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas