Mark Nash (Old Mutual): "Los mercados lo pueden hacer bastante bien en los próximos meses"

El gestor descarta una guerra comercial aunque prevé más tensión

Cree descontadas las alzas de tipos de la Fed y apuesta por los emergentes y la deuda de EE UU

Mark Nash, gestor del fondo de retorno absoluto de renta fija de Old Mutual
Mark Nash, gestor del fondo de retorno absoluto de renta fija de Old Mutual

Los fondos de retorno absoluto, que buscan rentabilidad con independencia de la evolución de los índices, tienen este año difícil abstraerse de la agitada marcha de los mercados. El Old Mutual Absolute Strategic Bond Fund es uno de ellos y surge como la réplica en renta fija de la reconocida versión en renta variable, el Old Mutual Global Equity Absolute Return, uno de los fondos de referencia en el mercado dentro de la gama de fondos flexibles. Mark Nash gestiona este fondo de renta fija –que pierde el 0,4% este año hasta mayo– desde 2016 y mantiene una visión optimista del momento actual, que asegura es propicio para asumir riesgos en busca de rentabilidad. Así, confía en el potencial de los mercados emergentes pese al castigo sufrido por la apreciación del dólar y quita hierro al alcance que puede llegar a tener la guerra comercial iniciada desde la Casa Blanca.

¿Cómo afronta el entorno actual mercado, de creciente temor ante el proteccionismo y sustos como el vivido por la crisis política en Italia?

Cambiamos bastante nuestra estrategia a principios de mayo, fue un momento claro para invertir. Los mercados emergentes lo había pasado mal en las semanas previas por la fortaleza del dólar pero los precios quedaron a un nivel realmente atractivo. La rentabilidad del bono de EE UU va a relajarse y el dinero puede volver a mercados de más riesgo como los emergentes.

La Fed sin embargo ha anticipado nuevas subidas de tipos, ¿no es un factor que puede castigar a los emergentes?

El alza de tipos de interés de la Reserva Federal ya está en precio. Para el resto del año podemos ver algún repunte de la rentabilidad del bono de EE UU pero muy suave. Hay que recordar que uno de los motivos por los que la subida de la rentabilidad de la deuda estadounidense fue tan rápida no fue solo la inflación sino que el Tesoro estadounidense emitió muchos bonos. Si la economía sigue fuerte, como esperamos, los inversores volverán a los activos de riesgo, a la Bolsa y los emergentes. Se abre una ventana en la que los mercados lo pueden hacer bastante bien en los próximos seis meses. Tenemos una perspectiva muy positiva.

"Los dos próximos meses serán difíciles por el proteccionismo pero esperamos una solución negociada"

¿Y qué impacto puede llegar a tener la creciente escalada de tensión en el comercio mundial?

Los dos próximos meses serán difíciles por las cuestiones proteccionistas pero estamos aprovechando para tomar posiciones de nuevo en deuda emergente, tanto en divisa local como en dólares. La administración Trump crea mucha confusión pero luego termina rebajando el tono y logrando concesiones.

¿No cree entonces que pueda llegar a declararse una guerra comercial?

Si llegara a materializarse, tendría un gran impacto en la economía global, cada vez más interconectada. Sería incluso más grave si China tomara represalias más allá de los aranceles, como la devaluación del yuan o la venta de deuda estadounidense. Pero ese no es nuestro escenario, una guerra comercial no le interesa a nadie. El riesgo ha crecido porque los inversores están descontando en mayor medida la posibilidad de esa guerra comercial, aunque hay que recordar que la volatilidad vista este año ha estado impulsada por un menor crecimiento fuera de EE UU y un dólar al alza. Esperamos una solución negociada para la tensión comercial, no veo con demasiada inquietud al Gobierno de EE UU.

¿Cuál es su previsión para el treasury estadounidense a fin de año?

El bono a 10 años se moverá de forma gradual hasta el 3,25%. No a causa de las alzas de tipos, que ya están en precio sino por la prima que exigen los inversores por tener bonos a 10 años, en un horizonte futuro en el que habrá más inflación. Es lo que las aseguradoras y los inversores más conservadores exigen por tener deuda a más largo plazo.

¿Para cuándo espera el alza de tipos por parte del BCE tras su último mensaje?

Lo esperamos antes de lo que apunta el BCE y el mercado. Creemos que el reciente mensaje, de una primera subida de tipos pasado el verano de 2019, está diseñado para dejar todas las opciones abiertas y limitar el impacto del fin de las compras de deuda.

¿Cuáles son las principales posiciones de la cartera de su fondo?

Cerramos las posiciones cortas en deuda estadounidense a principios de mayo. Ahora estamos largos en treasuries y hemos tomado una posición larga en emergentes. También tenemos una posición destacada en deuda subordinada de bancos. Pensamos que las acciones bancarias irán al alza y los subordinados bancarios también. Otra estrategia del fondo es el arbitraje de nuestra posición larga en deuda de Estados Unidos frente al bono alemán y francés.

¿Le interesa la deuda soberana española?

Estamos largos en deuda española desde principios de año, las mejoras de rating han contribuido a ello. El crecimiento económico es fuerte en España, el mercado está positivo con su deuda soberana.

Normas