Google Home llega a España y abre la batalla por los altavoces inteligentes

La compañía lanza Google Home y Home mini, por 149 y 59 euros, respectivamente

Están disponible en Carrefour, El Corte Inglés, Fnac, Media Markt, Orange, PC Componentes, Worten y GStore

Modelo Google Home mini en la entrada de una casa. Ver fotogalería
Modelo Google Home mini en la entrada de una casa.

La fiebre de los altavoces inteligentes llega a España, y está a punto de desatarse una dura batalla por ver quien domina a nivel local este mercado, siguiendo un calco de lo que está ocurriendo en EE UU. Un país donde, según Voicebot, casi 50 millones de personas ya usan este tipo de dispositivo, que permite, mediante comandos de voz, administrar la agenda, reproducir Spotify o Netflix, encender la cafetera, controlar las luces de casa o informarse sobre las últimas noticias.

Los datos de la empresa de análisis Strategy Analytics revelan que solo en el primer trimestre de este año se vendieron globalmente 9,2 millones de unidades, y Amazon y Google dominaron el 70% de ese mercado con sus altavoces Echo y Google Home. La primera encabezó el ranking con 4 millones de unidades vendidas, seguida de Google con 2,4 millones. Más lejos se situaron la china Alibaba, que vendió 700.000 de su modelo Tmall Genie, y Apple, que distribuyó 600.000 HomePod (lo había lanzado en febrero). El top 5 se cerró con Xiaomi.

Ahora, el primer gigante tecnológico en mover ficha en España ha sido Google, que estrenó sus altavoces inteligentes en EE UU en 2016. Tras lograr a finales de 2017 que el cerebro que da vida a estos dispositivos, su asistente Google Assistant, entendiera el español, lanza en España Google Home y Google Home Mini, la versión más pequeña y compacta del dispositivo, diseñada para poder llevar esta tecnología a todas las habitaciones de la casa. El primero cuesta 149 euros, y el segundo 59. Están disponibles en la Google Store, en las principales cadenas de distribución (Carrefour, El Corte Inglés, Fnac, Media Markt, PC Componentes, Worten, y en Orange.

El responsable del programa de Desarrolladores de Google, Andrés Martínez, quien se encargó de hacer una demostración del producto en una vivienda en Madrid, explicó que este dispositivo está pensado para convertirse en el centro del hogar, pues “solo decirle ‘OK, Google’, te ayuda a hacer múltiples tareas diarias: a disponer de entretenimiento, obtener miles de respuestas al instante, o incluso a planificar la agenda del día”, dijo.

En el primer trimestre se vendieron 9,2 millones de estos dispositivos en todo el mundo, según Strategy Analytics

En concreto, a Home se le puede pedir que reproduzca una lista de canciones, que ofrezca las noticias más importantes de periódicos como El País, o que nos ponga la radio en emisoras como la Cadena SER. Google Home también permite transmitir contenido de Youtube o Netflix mediante la voz a cualquier televisor con Chromecast conectado o integrado. “Actúa como un auténtico centro de entretenimiento”, remarcó Martínez.

Pero hay más. Home ayuda a simplificar múltiples actividades diarias. “Te enciende o apaga la luz, puedes pedirle que te ponga una alarma, que actúe como temporizador cuando estás cocinando, incluso pedirle que cuente un cuento a tus hijos. También con el consentimiento del usuario, puedes preguntarle qué es lo primero que tienes en tu agenda, a qué hora sale tu próximo vuelo o cuánto tardarás en llegar a la oficina en función del tráfico. En definitiva, buscamos hacerle la vida más fácil al usuario”, añadió Martínez.

Actualmente, Home solo es capaz de gestionar una cuenta de Google, pero puede manejar hasta seis voces diferentes. Su tecnología Voice Match permite entrenar al dispositivo para que distintos miembros de la casa interactúen con el de forma personalizada.

El ingeniero resaltó que los altavoces, que también ofrecen un sonido de alta fidelidad transmitido por wifi, acumulan toda la experiencia del buscador de la firma. Desde el lanzamiento de Home, el asistente de Google ha aprendido a responder más de 100 millones de nuevas preguntas. De este modo, dijo, puede ser una ayuda a la hora de que los niños hagan los deberes o para preguntarle sobre una receta que se quiera cocinar.

“Home no es solo un dispositivo físico. Es toda la inteligencia acumulada de Google, su tecnología de reconocimiento de voz, de gestión de contexto, de aprendizaje automático... Hemos llevado toda esta potencia al mercado doméstico”, dijo Martínez, que aclaró que los altavoces Home se pueden conectar entre sí, con lo que se puede tener un hilo musical por toda la casa, o enviar mensajes de voz entre habitaciones. “Por ejemplo, podemos avisar a los niños de que es hora de levantarse desde nuestra propia habitación y sin tener que dar voces”.

Google precisó que muchas de las cosas que pueden hacerse con sus altavoces es gracias a los acuerdos que posee con decenas de empresas especializadas en domótica como Nest (pertenece a la propia Google), Philips Hue, Osram, Tado, Netatmo, Wemo, LG o Samsung, y a que el dispositivo puede conectarse a servicios de terceros como Spotify, Netflix, a diferentes medios de comunicación, o a algunos propios como Google Play Música o Youtube. “Y la lista de socios irá creciendo”, señaló Martínez.

Tras Google, se espera que Amazon, Apple, Alibaba, Xiaomi, LG, Sony, Lenovo y Samsung (quien parece que prepara un modelo con su asistente Bixby) lancen también sus altavoces inteligentes en España a lo largo de los próximos meses. La única que ha avanzado algún detalle sobre sus planes es Amazon, que planea lanzar su asistente Alexa y sus altavoces Echo en España para finales de año. Esta compañía ha contactado con algunos clientes para que le ayuden a enriquecer la experiencia de uso, y este martes anunció que, como paso previo a ese lanzamiento, llegan a España Alexa Skills Kit (para que los desarrolladores creen app o destrezas para su asistente) y Alexa Voice Services (para que los fabricantes de hardware integren Alexa en sus productos).

Estos movimientos y la buena acogida que están teniendo en general los altavoces inteligentes demuestran como apunta David Watkins, director de Strategy Analytics, que este mercado “es mucho más que un destello fugaz”. Y muestra de ello es que en el primer trimestre de este año se han distribuido cuatro veces más altavoces inteligentes que en el mismo periodo de 2017. “Los altavoces de hoy no son un producto terminado, pero han ilusionado al consumidor y veremos una rápida evolución en su diseño y funciones en los próximos años. Claramente nos dirigimos a hacia un futuro no muy lejano en el que la voz se convierta en un modo habitual de interacción tecnológica”, asegura Watkins.

Google Wifi, un router más inteligente

Junto a sus altavoces inteligentes, Google también sorprendió este martes con el lanzamiento en España de su Google Wifi, un router que permite distribuir la señal por toda la casa en función de las necesidades de los dispositivos. El terminal se puede adquirir en dos configuraciones distintas: el paquete de una unidad, pensado para hogares de hasta 85 metros cuadrados, y que cuesta 139 euros, o el paquete de tres unidades (359 euros) y pensado para hogares de hasta 255 metros cuadrados.

Google explicó que el router trabaja como un sistema conectado, administrando la señal en función de si la conexión está haciendo uso de streaming, descargas o compartiendo contenido al mismo tiempo. Además, incluye una aplicación que permite controlar el uso que se hace del wifi, viendo los dispositivos conectados y cuánto ancho de banda están consumiendo, lo que permite priorizar la señal de mayor velocidad para el dispositivo que se desee. La solución incluye igualmente una serie de configuraciones para la familia que permiten administrar el tiempo que los niños pasan conectados, por ejemplo pausando la señal durante la hora de la cena o la hora de dormir.

Normas