Hora de elegir carrera: ¿Cuáles son las mejores universidades?

La Pompeu Fabra lidera, por cuarto año consecutivo, el ránking de la Fundación BBVA

De las 25 mejor valoradas, apenas tres son privadas

universidades españolas pulsa en la foto

Pasado ya el duro trago de la Selectividad, y con los resultados de las pruebas publicadas en la mayoría de Comunidades Autónomas, la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigación Económica (IVIE) dan a conocer el U-Ranking 2018, su sexto informe sobre la calidad del sistema universitario español, que puede ayudar a los alumnos a decantarse por un centro u otro a la hora de elegir una carrera o un posgrado. Las universidades públicas españolas siguen liderando los ránkings: de las 25 mejor valoradas, apenas tres son privadas. Y, pese a los efectos de la crisis, el rendimiento del conjunto del sistema universitario ha mejorado un 26% entre 2010 y 2016, lo que supone un incremento anual del 4%.

Por cuarto año consecutivo, la Universidad Pompeu Fabra lidera el ránking, seguida de la Carlos III y la Politécnica de Cataluña, ambas en segundo puesto, y por Politécnica de Valencia, en tercer lugar. De las 25 universidades que copan los puestos más altos del ranking, solo tres son privadas, la de Navarra, Deusto y Ramon Llull. En total, el informe analiza 61 universidades (48 públicas y 13 privadas) que representan más del 94% del alumnado y el 98% de su producción investigadora. Otras 23, en su mayoría privadas, no han podido ser analizadas por falta de datos.

Además del ránking general, para el que se han tenido en cuenta más de 25 indicadores, el informe también destaca cuáles son las mejores universidades diferenciando por actividad docente, investigación, e innovación y desarrollo tecnológico. De manera general, y como ya lleva produciéndose desde hace unos años, las universidades privadas destacan especialmente en docencia, mientras que en investigación e innovación lideran las públicas.

Concretamente, las universidades de Deusto, Navarra y Nebrija (junto a la pública Politècnica de Valencia) ocupan el primer puesto de la clasificación en docencia y, en conjunto, las instituciones de carácter privado obtienen en este área un rendimiento medio un 12% superior al conjunto del sistema universitario. Aunque las privadas obtienen los primeros puestos, las públicas también resultan bien clasificadas: la mitad de los 10 centros con mejor puntuación docente son de titularidad pública.

Mayor diferencia se aprecia en cambio en la clasificación por rendimiento en las áreas de investigación y de innovación, donde los centros públicos lideran claramente el ránking, y donde Cataluña está a la cabeza. La Pompeu Fabra es la primera en investigación, y la Politécnica de Catalunya lo es en innovación y desarrollo tecnológico. Las privadas, por el contrario, se descuelgan de manera más notable en estos dos ránkings: sus rendimientos son un 34% inferiores a la media en investigación y hasta un 60% en innovación y desarrollo, “una diferencia muy importante”, según el profesor investigador del IVIE, Joaquín Aldás.

Por regiones, los sistemas universitarios más potentes se encuentran en Cataluña, Cantabria, Valencia y Madrid, “núcleos universitarios de gran tradición temporal”, según ha destacado Aldás, mientras que Canarias, Castilla La Mancha, Extremadura y Asturias ocupan los puestos más bajos. El informe muestra una gran heterogeneidad geográfica, ya que entre las regiones mejor puntuadas y las peores hay hasta 46 puntos porcentuales de diferencia.

Del informe de este año también se desprende que las universidades han contenido el embiste de la crisis. “Pese a las dificultades, las restricciones a la contratación y a la caída en los fondos para investigación”, el sistema universitario español ha tenido una mejora global del 26% entre el 2010 y el 2016, lo que supone una tasa de crecimiento anual medio del 4%. El estudio también destaca que durante estos años se ha producido un proceso de convergencia, según el cual, los centros que partían de niveles más bajos han progresado más, reduciendo así las diferencias entre ellos.

En esos seis años, la mejora del rendimiento ha sido más notable en las universidades privadas, que han crecido a un ritmo del 8,9% anual, frente al 3,6% del sistema público, cuyas instituciones se han visto especialmente “afectadas por los ajustes financieros y de personal de las administraciones”, ha señalado Francisco Pérez,  catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia y coordinador del estudio. La edición de este año hace especial mención a la Politécnica de Madrid y a la Carlos III, ambas públicas, que entre 2010 y 2016, han registrado unos crecimientos anuales en rendimiento superiores al 9% y al 7% respectivamente.

Diferenciando por áreas, las privadas han hecho en los últimos tiempos un esfuerzo significativo en investigación, ámbito donde todavía se encuentran a la cola, pero donde sin embargo han crecido un 14% anual frente al 3,7% de las públicas. “Un intento de aproximación” a los centros más punteros, ha indicado Pérez, y cuyo aumento relativo se explica especialmente "por el bajo nivel del que partían".

Normas