PRISA da por finalizado el acuerdo con Altice para vender Media Capital

Media Capital cerró el año pasado con un beneficio de 19,7 millones y un Ebitda de 40,1 millones

El acuerdo de refinanciación de PRISA cubre que la operación no se complete

Manuel Mirat, consejero delegado de PRISA, y Manuel Polanco, presidente del grupo
Manuel Mirat, consejero delegado de PRISA, y Manuel Polanco, presidente del grupo

PRISA ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha decidido dar por finalizado el contrato con Altice para vender Media Capital. El acuerdo incluía que Altice consiguiera la autorización de las autoridades de Competencia portuguesas para esta operación antes de 16 de junio, algo que no ha ocurrido. PRISA ha cumplido todas las condiciones que se especificaban en el acuerdo de venta, señala la nota. 

Media Capital, el grupo líder en comunicación en Portugal, es un potente holding de medios con marcas de referencia en el ámbito de la televisión, la radio, la producción audiovisual e Internet. El año pasado, Media Capital obtuvo un beneficio de 19,7 millones de euros, con un EBITDA de 40,1millones, un margen de EBITDA del 24,2% y unos ingresos de 165,5 millones.

En televisión, su buque insignia es la cadena TVI, que lidera las audiencias en el total del día y el tramo del prime time, con medias diarias del 21% y 25%, respectivamente, aglutina 6 canales (TVI, el canal generalista y los canales de pago TVI24, TVI Ficção, TVI Reality, TVI Internacional y África TVI) que emiten en 22 países y 40 plataformas. 

Media Capital Radios, mayor y más rentable grupo de radio en Portugal (Radio Comercial, M80, Smooth, Cidade y Vodafone), tiene una cota de mercado del 50% y un margen de ebitda de 35% y una plataforma digital de radios musicales pionera en Portugal.

El hecho de que la venta de Media Capital a Altice haya decaído no altera el acuerdo de financiación suscrita por PRISA con la banca acreedora, que extiende el vencimiento de su deuda hasta finales de noviembre de 2022. 

¿Qué sucede ahora con Media Capital?

Media Capital es un activo muy rentable que opera en un país que atraviesa un gran momento económico. Es el grupo líder de comunicación en Portugal, con marcas de referencia en el ámbito de la televisión, la radio, la producción audiovisual e Internet. PRISA analizará todos los escenarios que surjan en torno al futuro de la empresa portuguesa.

Media Capital ganó el año pasado 19,7 millones de euros, con un EBITDA de 40,1 millones, un margen de EBITDA del 24,2% y unos ingresos de 165,5 millones. Esa tendencia se ha mantenido en el primer trimestre del año con un aumento del EBITDA del 4% respecto al mismo periodo del año anterior.

Tiene un valioso management, encabezado por Rosa Cullell, que ha logrado siempre magníficos resultados, incluidos los momentos más complicados de la reciente crisis económica.

El Grupo cuenta también con la división Media Capital Digital, cuyo activo principal, IOL, es el segundo mayor portal nacional, y con la plataforma digital TVI Player que permite el acceso gratuito a los canales de TVI en cualquier lugar del mundo. En las redes sociales, MCD tiene más de seis millones de seguidores y, en total, suma 180 millones de visitas mensuales y 12 millones de downloads de contenidos.

En el sector de la producción audiovisual, Plural Entertainment lidera la producción audiovisual (ficción y entretenimiento) en Portugal, con una capacidad anual de más de 1.000 horas de contenidos. Plural es la segunda productora de contenidos audiovisuales en lengua portuguesa, solo detrás de Globo. Sus producciones, que baten récords en horarios de máxima audiencia, están actualmente presentes en 68 países en todo el mundo. Ha ganado el primer premio Emmy en Portugal y han sido nominada en otras dos ocasiones.

Telecos y contenidos: las fusiones verticales se aceleran

Las integraciones verticales entre operadoras de telecomunicaciones y compañías creadoras de contenidos se han acelerado en todo el mundo. Son ya un hecho en muchos mercados. Esta misma semana, AT&T ha salvado uno de los principales obstáculos para hacerse con Time Warner, en una operación valorada en cerca de 85.000 millones de dólares (unos 72.100 millones de euros), 108.000 millones al incluir la deuda.

La Justicia estadounidense falló en favor de AT&T en el litigio abierto contra el Departamento de Justicia de EE UU, que había bloqueado la operación, bajo el argumento de que impactaría a la competencia al reducirse las alternativas para los consumidores.

La transacción supone una fusión vertical, al integrarse una teleco distribuidora de contenidos como AT&T, con un creador de contenidos como Time Warner. La teleco va a pasar a ser propietaria de canales televisivos como TBS y TNT; productoras como HBO y Warner Bros, junto con los derechos televisivos de torneos deportivos como la NBA, la NCAA y la PGA.

La resolución judicial abre la vía a más operaciones parecidas. Esta misma semana, el gigante estadounidense del cable Comcast ha irrumpido con una multimillonaria oferta de 65.000 millones de dólares (unos 56.000 millones de euros), todo en efectivo, por los activos de entretenimiento de Fox. La matriz de NBC Universal superaba en un 19% a la oferta presentada por Walt Disney, que ahora deberá replantearse sus opciones, y arriesgarse a entrar en una eventual guerra de opa.

Entre los activos que están en venta figuran las productoras Twentieth Century Fox, Fox Searchlight y Fox 2000, con históricos títulos como X-Men y Los Cuatro Fantásticos; Fox TV, que incluye Modern Family y Los Simpsons; además de canales de deportes y entretenimiento como National Geographic, FX Networks, y Fox Sports Regional Networks; así como grupos en el exterior como Star India, Hulu, y el 39% de la británica Sky, que también está en juego con la guerra de opa.

Distintos analistas han coincidido que las operadoras y las propias productoras están encontrándose con la dura competencia de las bautizadas FAANG, Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google, que han situado los negocios vinculados al vídeo y los contenidos como una prioridad estratégica. Esta presión ha erosionado la posición de AT&T en el segmento de la televisión de pago.

En esta entrada de las telecos en el mundo televisivo, España es uno de los ejemplos más claros. Y es que Telefónica, Vodafone y Orange gestionan la mayoría de los clientes de televisión de pago. En esta línea, Telefónica cerró en 2015 la adquisición de DTS, matriz de la antigua Canal+.

En el resto de Europa, telecos como Deutsche Telekom, BT, Orange, Vodafone y Telecom Italia, entre otras, han avanzado en el segmento de la televisión y la creación por múltiples vías: adquisiciones, compras de derechos televisivos, creación de divisiones de producción propia además de alianzas con plataformas como las citadas Amazon o Netflix para incluir sus contenidos en las ofertas televisivas.

Normas