El seguro pide al nuevo Gobierno que impulse la figura del supervisor independiente

La patronal del sector ve imprescindible un pacto entre patronal y sindicatos para la reforma de las pensiones

Aplaude el nombramiento de Nadia Calviño como nueva ministra de Economía

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos.
La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos.

 Aún antes de jurar el cargo, la nueva ministra de Economía, Nadia Calviño, ya tiene encima de la mesa una lista de peticiones provenientes de diferentes grupos de presión. El sector asegurador quiere que la nueva titular de la cartera de Economía mantenga el proyecto del anterior Ejecutivo de promover un supervisor independiente. Por ahora, el organismo encargado del control del sector es la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), dependiente del propio Ministerio de Economía.

"Si España quiere homologarse con otros países de nuestro entorno es imprescindible que el sector asegurador tenga un supervisor independiente, que disponga de los suficientes recursos humanos y materiales", ha asegurado Pilar González de Frutos, presidenta de la patronal del sector (Unespa). "Hasta el Fondo Monetario Internacional ha recomendado en dos ocasiones que el supervisor del sector asegurador no dependa directamente del Gobierno".

El proyecto para convertir a la DGSFP en un organismo independiente, como ocurre con el Banco de España (supervisor bancario) o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (supervisor de los mercados financieros) ya estaba en la agenda de Luis de Guindos, quien ocupó la cartera de Economía durante la mayor parte de los siete años de Gobierno de Mariano Rajoy.

"Conozco a la nueva ministra de Economía, de dos etapas profesionales previas, y me parece una magnífica profesional. Una de sus responsabilidades fue la regulación del mercado financiero europeo, por lo que creo que será sensible ante la petición de crear un supervisor de seguros independiente", ha apuntado González de Frutos en rueda de prensa.

El sector asegurador también quiere que el nuevo Ejecutivo promueva la contratación de planes de pensiones privados (tanto individuales como de empresa) y que fomente el ahorro a largo plazo. "Es capital para la sociedad que aumente el ahorro financiero, ante el gigantesco reto que supone la sostenibilidad del sistema público de pensiones", ha asegurado la presidenta de Unespa.


Pacto de Toledo

Las aseguradoras también están muy pendientes de los debates en el seno del Pacto de Toledo, sobre la reforma del sistema de pensiones. "Es loable que los políticos quieran que las pensiones públicas sean mayores, pero deben tener muy presentes cómo se pueden pagar. Hay que buscar un sistema sostenible y financiable, y no me parece prudente cargar esta responsabilidad sobre los jóvenes, un colectivo que se ha visto muy afectado por la crisis económica y que ha perdido mucho poder adquisitivo", ha apuntado González de Frutos.

Desde el sector siempre se ha defendido que la única forma de garantizar una jubilación digna para las generaciones futuras es fomentar más las pensiones privadas. En concreto, han propuesto que las empresas tengan que ofrecer obligatoriamente a sus empleados pagar una parte del  sueldo en un plan de empleo (una pensión privada promovida por la compañía para sus trabajadores). "Cuando hicimos esta propuesta en el Pacto de Toledo no percibimos ningún rechazo, aunque parece imprescindible que en este punto haya un diálogo previo entre patronal y sindicatos".

La presidenta de Unespa ha recordado que la nueva ministra de Trabajo ya ha hablado de un replantemiento total de la reforma laboral. "Al final, si esta pieza se mueve, lo razonable es que los agentes sociales incluyan este asunto, y el de las pensiones privadas, en la misma negociación".

Normas