Los mercados bailan al son de la política

España e Italia han recuperado la calma , pero hay que estar alerta ante posibles riesgos geopolíticos

En la última semana de mayo y primera de junio los mercados financieros han bailado al compás de la política italiana y española. El 29 de mayo fue un día de fuertes caídas en las Bolsas en general, especialmente en la italiana y la española.

El principal índice de referencia de los mercados bursátiles italianos, el FTSE MIB, que agrupa los 40 valores más líquidos y de mayor capitalización de la Bolsa italiana cayó un 2,65%, situándose en 21.350,88 puntos. Si bien, la Bolsa italiana había sido la más rentable de la eurozona en lo que llevábamos de año, con una revalorización del 9,7%, y después de dicha caída, con una pérdida de -1,47%. Sin embargo, conviene señalar que aunque dicha bajada pueda parecer poco importante es muy relevante ya que supone una pérdida de más de un 11% en un mes.

El mismo día, en la Bolsa española, el Ibex 35 sufrió un fuerte retroceso, colocándose en 9.521 puntos, con una caída del 2,49%, en relación a la sesión anterior, y en la que los principales bancos experimentaron fuertes pérdidas, arrastrados por su alto nivel de bonos italianos en sus carteras de valores; lo que nos muestra una pérdida anual del Ibex a lo largo del año (hasta el día 30 de mayo) de un -5,20%.

Solamente la Bolsa de Reino Unido, experimentó en su índice de referencia el FTSE 100, una ligera variación positiva, durante la sesión del martes 29 de mayo, del 0,03% y una pérdida acumulada a lo largo del año del -0,68%.

También los principales índices bursátiles americanos se contagiaron de la inestabilidad política en Europa. Cabe destacar el Dow Jones con una caída en dicha sesión del -1,58% y un retroceso a lo largo de 2018 del -1,45%. En cuanto al S&Poor’s 500 la caída fue ligeramente menor, de un -1,16% y una variación positiva en lo que llevamos de año del 0.61%. El índice que mejor comportamiento registró fue el NASDAQ, con una caída dicho martes de tan sólo un -0,50% y una variación positiva acumulada hasta dicha fecha del 7,14%.

La inestabilidad política en Europa también afectó al mercado de divisas, en el que el tipo de cambio euro -dólar, después de una revalorización del euro del 10,5% en relación al dólar en 2017, se ha ido depreciando en 2018 hasta los 1,15$/€. Si bien, esta depreciación del euro se debe básicamente a las tensiones de las relaciones comerciales con Estados Unidos; al aumento de la rentabilidad del bono de deuda pública americano a diez años, acorde con el incremento de tipos de interés, y las expectativas de posibles subidas de tipos de interés por parte de la Fed.

Asimismo, las primas de riesgo aumentaron notablemente. Por lo que respecta a la prima de riesgo española, que indica el diferencial de intereses entre el bono de deuda pública española a diez años y el bono de deuda pública alemana al mismo plazo, pasó de 106,3 puntos a 136, casi duplicando los 72 puntos que registraba a mediados de mayo.

En el caso de Italia, su prima de riesgo sufrió un importantísimo incremento, pasando de 206,9 puntos a 294,5 estableciendo el máximo nivel alcanzado desde el año 2013.

La formación de Gobierno en Italia y el nombramiento de un nuevo presidente del Gobierno en España, tras la moción de censura presentada por el partido socialista, el viernes día 1 de junio, tranquilizaron los mercados.

La Bolsa más beneficiada tras dichos acontecimientos políticos fue la española, con un incremento del 1,76% y recuperando el Ibex 35 el nivel de los 9600 puntos, mientras que la bolsa italiana también se recuperó, con una subida del 1,49% en su índice bursátil de referencia.

De igual modo, la disminución de la inestabilidad política se reflejó en una caída de las primas de riesgo, situándose la prima de riesgo española en torno a los 100 puntos y la italiana en el nivel de los 226 puntos, mientras que en el mercado de divisas el euro se apreció ligeramente en relación al dólar, cotizando a 1,16$/€.

Sin embargo, a corto plazo puede seguir existiendo una buena dosis de inestabilidad política y la aparición de posibles cisnes negros (riesgos geopolíticos) nos tienen que mantener en estado de alerta continua, aunque en el caso de España los indicadores macro y microeconómicos, así como las valoraciones bursátiles son buenos.

Montserrat Casanovas Ramon es Vicepresidenta Comisión Financiera Consejo General de Economistas

Normas