Revolut desafía a la banca y ofrece operar gratis en Bolsa para ganarse a los clientes más rentables

La ‘fintech’ anuncia una plataforma de inversión sin comisiones

Competirá con los grandes bancos y con los brókeres especializados

Nik Storonsky, fundador y CEO de Revolut.
Nik Storonsky, fundador y CEO de Revolut.

Revolut, la fintech británica que el pasado abril cerró una ronda de financiación de 200 millones de euros, se posiciona para captar al cliente más rentable de la banca: los inversores en Bolsa. Ofrecerá de forma gratuita el servicio de intermediación en los mercados de valores y competirá tanto con los grandes bancos como Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia o Sabadell, como con los brókeres que ofrecen estos servicios de manera especializada, del tipo Renta 4, Beka, Self Bank, Andbanc o el holandés DeGiro.

La compañía, que ya ha alcanzado los dos millones de clientes en Europa y roza los 90.000 en España, señala que va a lanzar una plataforma de inversión global para comprar y vender acciones de compañías cotizadas en los principales mercados de renta variable del mundo sin comisiones.

El fundador y CEO de la fintech, Nik Storonsky, insiste en que el objetivo de Revolut es crear la misma disrupción en el mundo de la inversión “como ya lo hemos hecho en el de la banca. Los intermediarios y las plataformas están cobrando hasta 5 euros por operación y sus procesos suelen ser lentos y confusos para el cliente. Nosotros tenemos claros los puntos débiles y sus enormes posibilidades de mejora”.

La fórmula mediante la que Revolut obtendrá beneficios está aún por definir, pero desde la fintech explican a CincoDías que estudian conceder préstamos a sus clientes que tendrán como eventual colateral los títulos adquiridos. “Esta operativa podría generar ingresos a nuestro favor, ya sea vía préstamo o, en el caso de que solo abriésemos esta opción a clientes premium, a cambio de una tarifa mensual”, señalan. Aseguran, eso sí, que de momento hacer caja con este servicio no les preocupa.

Uno de los intermediarios más baratos disponibles en España es DeGiro, que cobra dos euros por operación en la Bolsa ­española más un 0,04% del importe con un máximo de 10 euros por acción. ­Revolut asegura que su ­servicio de intermediación bursátil no tendrá letra pequeña, permitirá operar con el “más amplio abanico de acciones sin limitarlas a las de la Bolsa española” y sin comisiones ni costes.

Cierto es que, al margen, de la comisión que aplica el intermediario, el inversor tiene que abonar los cánones de cada Bolsa. En el caso de la española, BME cobra, para los valores del Ibex que valgan más de 10.000 millones de euros como Inditex, Santander, BBVA y Telefónica, un canon variable del 0,003% sobre el efectivo negociado, con un mínimo de un euro.

Revolut presume de que sus clientes han aumentado cerca del 400% en los últimos 12 meses y ha procesado más de 100 millones de transacciones y que en la actualidad procesa un volumen de 2.000 millones de dólares al mes.

Normas