Mercados

¿Tregua en los mercados? Los analistas recomiendan cautela y esperar

Se relajan levemente las primas de riesgo

Italia subasta hasta 6.000 millones de deuda esta mañana

¿Tregua en los mercados? Los analistas recomiendan cautela y esperar

Tras la tempestad, llega la calma. Al menos por el momento, Y es que después de vivir ayer una sesión de tensión tanto en renta variable como en renta fija en la que el nerviosismo se apoderó de los inversores y en la que volvieron los fantasmas de crisis pasadas con los periféricos en el centro de la diana, amaina el nerviosismo en los mercados. Las primas de riesgo a 10 años de España e Italia bajan levemente tras la sesión de pánico del martes. Los intereses no sufren deterioros adicionales, si bien esto llega después de una de las peores sesiones de la historia. La presión sigue siendo máxima.

El activo más castigado ayer fueron los bonos italianos a dos años, con una trayectoria más propia de un cohete espacial que de un activo financiero. A mediados de mes cotizaba en tipos negativos, el viernes pasado cerró en el 0,9% y hoy arranca la sesión en un astronómico 2,85%. Los inversores venden estos activos a manos llenas, y la caída de precio supone automáticamente un alza del tipo de interés, dado que los cupones anuales son fijos.

Poco después el mercado ha moderado, y mucho, su castigo, en un contexto de volatilidad por las nubes. Esta misma deuda cotizaba media hora después en el 2,1%. La subasta de deuda italiana, 6.000 millones de euros a plazos de entre cinco y 10 años, se ha saldado con resultados mixtos: alza del tipo de interés a máximos de cuatro años pero demanda relativamente alta.

Con todo, estos movimientos no se veían desde los peores momentos de 2012 cuando el mercado cotizaba la posible ruptura del euro: una salida de España o Italia de la moneda (con la consiguiente devaluación) única provocaría un inmediato impago de la deuda denominada en euros. Es lo que Mario Draghi llamó riesgo de convertibilidad cuando argume ntó su plan para comprar bonos y salvar así la moneda única.

Está nervioso el mercado porque los partidos que ganaron las elecciones en Italia propusieron, precisamente, a un ministro de Economía que contempla la salida del euro. Y las próximas elecciones podrían volver a ganar. Hoy Carlo Cottarelli no ha propuesto ministros, lo que podría adelantar los comicios a julio (ayer se barajaba otoño).

Los expertos, no obstante, afirman que hay diferencias notables con lo acontecido hace seis años son importantes. "El mercado huyó ayer de los mercados europeos, con los inversores cerrando posiciones para limitar riesgos y sin mirar los precios", explica Paula Sampedro, analista de LInk Securities. La firma de análisis cree que los inversores se mantendrán a la espera antes de volver a entrar en el mercado. "Serán las noticias políticas que se vayan produciendo en los próximos días las que determinen el camino de los índices bursátiles. De convocarse elecciones, serán las encuestas electorales las que capten la atención de los inversores", añade.

Por su parte, desde el departamento de análisis de Bankinter explican que a corto plazo no se puede descartar el riesgo de que la crisis traspase las fronteras italianas y se contagie a otros mercados, especialmente los periféricos, manteniendo a los inversores bajo cubierto en activos refugio.

"La guerra comercial oscurece aún más el panorama. En las próximas sesiones el escenario más probable es de Bolsas bloqueadas, bonos soportados, ampliación de las primas de riesgo italiana y española, y euro débil", agregan.

En paralelo, el rendimiento del bono italiano a a 10 años cotiza en el 3,03%, frente al 3,178% en que cerró ayer. La prima de riesgo con Alemania está en 283,3 puntos, tras tocar ayer los 300. Desde Renta 4 explican hoy que como posible freno al deterioro actual del riesgo soberano, el BCE podría volver a reclamar una mayor estabilidad financiera, que es uno de sus principales objetivos junto con el de estabilidad de precios.

Desde la firma de inversión no descartan que en busca de esta estabilidad financiera, "el BCE llegue a retrasar la normalización de su política monetaria con respecto a lo previsto hasta ahora y que suponía en fin del QE en septiembre y una primera subida de tipos en 2019.

En España la prima de riesgo está en los 130 puntos, por debajo de los niveles de ayer a pesar del riesgo político, de menor intensidad en todo caso para Madrid. Los inversores temen, aun así, la convocatoria de elecciones anticipadas. Todo esto ha llevado a la rentabilidad de la deuda española a diez años a y decir adiós a las ganancias que venía registrando en el año como consecuencia del espaldarazo dado por las agencias de rating a la economía española. Con todo, hoy el bono se relaja ligeramente y la prima baja de 130 puntos. La deuda alemana vuelve a actuar como valor refugio y su rentabilidad baja al 0,27%, lejos del 0,7% que marcó en febrero.

Normas