La banca española sufre su peor sesión desde el 'brexit'

Santander y Sabadell llegan a caer el 6%, en línea con la banca italiana

El descenso de Bankia, del 5,2%, congela las opciones de venta de acciones

Parqué de la Bolsa de Madrid.
Parqué de la Bolsa de Madrid. EFE

La grave crisis institucional italiana, sumada a la incertidumbre política en España, está provocando una jornada aciaga para los valores bancarios. Los inversores ya descuentan hoy una polarización extrema en Italia, hasta el punto de que las elecciones que se celebrarían en octubre –ante el previsible fracaso del exejecutivo del FMI nombrado para dirigir el país de forma transitoria- se vayan a convertir abiertamente en un plebiscito sobre el euro y las instituciones europeas.

La intensidad con que los bancos acusan hoy la incertidumbre política que se abre en la tercera mayor economía de la zona euro es con diferencia la más intensa de los últimos días. No es ya una cuestión de falta de gobierno en Italia, o de dificultades para su gobernabilidad, una constante en la vida política italiana de las últimas décadas, sino del desafío planteado por la Liga Norte y 5 Estrellas tras el fracaso en su formación de Gobierno, bloqueado por el presidente de la República por su tono anti europeo, y que está alimentando con creces el sentimiento contra la UE.

La deuda soberana y los bancos se llevan hoy la peor parte en la reacción de mercado, en lo que es con diferencia la peor sesión del año para el sector. El castigo acumulado desde que estallara la incertidumbre política en Italia la semana pasada, con el pacto de gobierno entre la Liga y 5 Estrellas, y agravado desde el viernes con la posibilidad de elecciones anticipadas en España ha llevado a Santander y Bankia a sufrir su peor sesión desde el brexit, en junio de 2016, con respectivas caídas del 5,43% y del 5,2%. Las caídas han superado con creces a las registradas el viernes o a las del pasado febrero, cuando estalló el temor a una recaída en la recesión. En el caso de Sabadell, con una voluminosa cartera de bonos italianos, el descenso ha sido del 6,82%, el mayor de la banca española. Ha sido su peor sesión desde julio de 2016, peor incluso que la registrada a principios de octubre, en pleno desafío independentista catalán.

Santander vuelve a cotizar en niveles de diciembre de 2016 y acumula una caída en el año superior al 15%. La magnitud de sus caídas iguala a la de los bancos italianos UBI, San Paolo o Unicredit, sin que hoy haya apenas distinción entre bancos españoles o transalpinos.

BBVA pierde otro 4,17% y Bankia, el 5,2%. La entidad que preside Francisco González, con notable exposición en Turquía, también acusa la fuerte debilidad de la lira turca, que se deprecia en el año alrededor del 20% y que ha forzado la subida extraordinaria de tipos la semana pasada por parte del banco central en 300 puntos. Para Bankia, el descenso de hoy deja al valor en los 3,263 euros, muy lejos de los 4 euros, nivel mínimo al que el Gobierno podría plantearse una nueva venta de acciones, lo que congela la opción de continuar con la privatización de la entidad.

Caixabank pierde el 4,65% y Bankinter, el 1,32%. Con estos descensos, todos los bancos españoles (a excepción de Bankinter) cotizan ya con descuento.

 

 

Normas