Cellnex celebra su primera junta en Madrid a la espera de los Benetton

Tobías Martínez defenderá mañana la estrategia de crecimiento

La empresa adapta su consejo al nuevo escenario y votará nuevos dividendos

Tobías Martínez, presidente de Cellnex.
Tobías Martínez, presidente de Cellnex.

Cellnex está empezando su nueva etapa. La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones va a celebrar mañana su junta anual de accionistas. Y con varias novedades. La empresa reunirá a sus accionistas por primera vez en Madrid, tras el cambio del domicilio social de Barcelona a la capital de España.

De igual forma, Tobías Martínez se estrenará como presidente en la junta, tras sustituir a Francisco Reynés en febrero pasado. El hasta ahora consejero delegado encabeza la nueva vida de Cellnex, que ya espera la definitiva salida de Abertis, máximo accionista con un 34% del capital, y la entrada de la familia Benetton a través del holding inversor Edizione.

La transferencia de las acciones tendrá lugar en un plazo entre dos y tres meses, y se articulará a través de dos movimientos principales. Por un lado, Edizione adquirirá un 29,9% del capital de Cellnex, de la participación de Abertis, ya controlada por Hochtief y Atlantia. Por otro, venderá el 4,1% restante en el mercado. Así, los Benetton evitarán cualquier riesgo de tener que lanzar una opa sobrevenida por tener más de un 30% del capital, dada su participación mayoritaria en Atlantia.

Además, Cellnex ha empezado a diseñar su estructura para afrontar el cambio. La junta votará una ampliación del consejo de administración de 10 a 12 miembros. Edizione tendrá cuatro consejeros para adecuar su participación, con lo que Cellnex se estaría anticipando a su llegada. El 60% de los consejeros serán independientes, y un 25% serán mujeres. En este caso, la empresa se acerca al objetivo legal establecido del 30% en 2020. Las nuevas consejeras son Anne Bouverot, ex directora general de la GSMA, y la ex directiva de Telefónica, María Luisa Guijarro.

La junta, además, votará el pago de un dividendo con cargo a la reserva de prima de emisión por importe máximo de 63 millones de euros, pagadero en una o varias veces durante 2018, 2019 y 2020. La propuesta para este año es de 10,19 millones.

El mensaje de Tobías Martínez será reiterar el carácter de Cellnex de empresa de crecimiento. La compañía ha desarrollado un proyecto industrial en los últimos tres años, en el que ha invertido más de 3.000 millones de euros en distintas operaciones corporativas. Así, la empresa cuenta con un parque de más de 21.000 emplazamientos de telefonía móvil, entre España, Italia, Francia, Holanda, Reino Unido y Suiza.

Con los proyectos ya en marcha, la firma llegaría a 28.000 emplazamientos, con lo que se consolidaría como mayor operador de infraestructuras de móvil independiente de Europa, y tercero del mundo, solo por detrás de American Tower y Castle Communications.

Cellnex tiene firmados contratos a largo plazo (backlog) por un importe de 16.000 millones de euros, equivalentes a casi 20 años de ingresos.

La empresa sigue atenta a posibles proyectos que se puedan poner en marcha. En la reciente presentación de los resultados del primer trimestre, Cellnex señaló que contaba con un acceso a liquidez inmediata, entre tesorería y deuda no dispuesta, por un importe de 1.826 millones de euros. Cellnex realizó en enero su primera emisión de bonos convertibles, por un importe de 600 millones, que equivalían a cerca de un 6,8% del capital en el momento de la colocación.

En este sentido, los Benetton apoyarán a la compañía, incluso si tiene que ampliar capital para llevar a cabo alguna operación de gran calado. Países como Francia, Italia, Holanda o Portugal están en el punto de mira.

Cellnex, además, se está posicionando de cara a los futuros despliegues de las redes 5G y ante el avance de negocios como el internet de las cosas.

Evolución en Bolsa

Pese a las caídas de los últimos días, las acciones de Cellnex ganan un 1% desde enero (ayer bajaron un 2,5% en medio de la caída de las bolsas) hasta 21,5 euros, frente a una caída anual del Ibex del 5%. Los títulos marcaron en abril un máximo anual de 23,71 euros, en medio de rumores sobre posible opa, en de la vorágine de la guerra de ofertas por Abertis. Desde la OPV, de la que se cumplen ahora tres años, los títulos se han revalorizado un 53%.

Los mercados siguen apostando por Cellnex. Así, el precio objetivo medio de los analistas que siguen a la compañía es de 23,19 euros por acción, según las estimaciones de Reuters. En los últimos días, bancos de inversión como Barclays y Deutsche Bank han elevado el precio objetivo de la compañía a 26 y 25,40 euros por acción, respectivamente.

Normas