Cellnex capta 600 millones con su primera emisión de convertibles

Busca reducir el coste de la deuda y ampliar los periodos de vencimiento

La teleco capta recursos para nuevos proyectos de expansión en Europa

cellnex
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.

Cellnex ha cerrado su primera emisión de bonos convertibles. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la empresa indica que el importe nominal de la colocación, realizada entre inversores profesionales exclusivamente, se ha cerrado finalmente en 600 millones de euros, frente a una estimación inicial de 500 millones. En este caso, la demanda por parte de los inversores ha alcanzado los 1.000 millones, duplicando la oferta inicial, según señalan fuentes del mercado. 

La intención de la empresa es extender la vida media de su deuda. Así, el vencimiento de los bonos tendrá lugar el 16 de enero de 2026. “Llegado ese momento, los Bonos que no se hubieren convertido o canjeado, amortizado o recomprado y cancelado con anterioridad se amortizarán completamente por su importe nominal”, ha indicado la empresa. Así, la vida media de la deuda de Cellnex se ha situado en 6,4 euros. El primer vencimiento, igualmente, no tendrá lugar hasta 2019.

Asimismo, el tipo de interés se ha situado finalmente en el 1,5%, en la banda baja del rango estimado por la compañía, de entre el 1,5% y el 2% nominal anual. Con esta emisión, además, el coste medio de la deuda de Cellnex ha pasado del 2.5% al 2,2.

El precio de conversión inicial de los bonos es de 38,0829 euros, lo que representa una prima del 70% sobre la media ponderada por volumen del precio de cotización de dichas acciones en las bolsas españolas desde la apertura de mercado de este lunes hasta el momento de la fijación de las condiciones definitivas de la emisión. La empresa ha precisado que las acciones inicialmente subyacentes a los bonos representan en torno a un 6,8% de su capital social.

En este caso, Cellnex quiere aprovechar que las acciones están cotizando en máximos históricos. De hecho, han llegado a cotizar este lunes en 22,52 euros, su máximo histórico. Al cierre, no obstante, el precio ha caído un leve 0,22% hasta 22,42 euros. La capitalización bursátil actual de la empresa es de 5.191 millones de euros. La empresa ha indicado en distintas ocasiones que contemplaba la opción de ampliar capital dentro de su proceso de expansión, si afrontaba una operación corporativa de gran calado que transformara la propia estructura del grupo.

En la actualidad, la posición de liquidez de Cellnex se ha situado en 2.000 millones de euros, con los que la empresa se asegura la financiación de las adquisiciones progresivas de torres de telefonía móvil de la francesa Bouygues ya comprometidas. 

De todas formas, la compañía mantiene ambiciosos planes de expansión en Europa. Cellnex, también impulsada por la guerra de opa sobre Abertis (su principal accionista con un 34% del capital), está pendiente de nuevas operaciones en países como Francia, Italia, Holanda o Portugal, entre otros. Así, la firma pendiente de Altice, que ha anunciado la venta de sus torres de móvil en Francia y Portugal. Asimismo, podría adquirir activos de Deutsche Telekom (su socio en Suiza) en el mercado holandés, además de plantear posibles acuerdos en Italia con Inwit (filial de Telecom Italia) o Wind-H3G.

En España, Cellnex alcanzó un acuerdo a finales de diciembre para adquirir 551 emplazamientos de telefonía móvil de MásMóvil.

Morgan Stanley, BNP y Goldman, protagonistas

Cellnex ha nombrado un sindicato de bookrunners, liderado por Morgan Stanley, BNP Paribas y Goldman Sachs como coordinadores globales, para llevar a cabo la operación.

Normas