KKR se refuerza en Telepizza y se coloca al borde de una opa obligatoria con el 26%

El fondo de capital riesgo vendió en la salida a Bolsa de 2016 pero ha recomprado un 20% con la acción por los suelos

El mayor accionista de la cadena de comida rápida se siente cómodo con su participación

Milind Pant (izquierda), presidente de Pizza Hut International y Pablo Juantegui, presidente ejecutivo y CEO de Grupo Telepizza (derecha).
Milind Pant (izquierda), presidente de Pizza Hut International y Pablo Juantegui, presidente ejecutivo y CEO de Grupo Telepizza (derecha).

La historia del fondo de capital riesgo KKR en Telepizza es muy curiosa. La cadena de restaurantes de comida rápida salió a Bolsa en abril de 2016 a 7,75 euros por acción y en su primer día de negociación se hundió un 19. Fue el peor estreno de la historia en el mercado español.

KKR ha adquirido un 6% de la empresa valorado en unos 36 millones de euros y controla el 26% del capital. Se coloca cerca del 30% que le obligaría a lanzar una opa. Sin embargo, fuentes financieras descartan este escenario y señalan que el fondo está cómodo con su participación, después de haber comprado a precio de saldo después de la salida a Bolsa. Es decir, confía en que continúe con la subida.

El fondo, liderado en España por Alejo Vidal-Quadras, hijo del expolítico catalán, contaba con un 24,5% del capital antes del reestreno en el mercado español; en el redebut, vendió cerca del 18% y se quedó con un 6,7%. Este accionista llegó firmar un acuerdo con Permira, Ballvé y el resto de los fondos presentes en Telepizza para salir de forma ordenada. Las ventas se harían de forma coordinada y cada 90 días como máximo.

Telepizza cotizó entre noviembre de 1996 y marzo de 2007. Abandonó la Bolsa cuando Foodco Pastries Spain, controlada por la familia Ballvé y el fondo de inversión Permira, le lanzaron una opa que valoraba la compañía a 715 millones de euros. 

TELEPIZZA 5,03 -0,20%

El acuerdo de venta se firmó tras la salida a Bolsa, se modificó en diciembre de 2016 y fue cancelado en mayo del pasado ejercicio, después de que Permira y Ballvé salieran de forma definitiva del capital. En ese momento vendieron el 11% de Telepizza a 4,6 por título en una colocación acelerada. 

En cambio, lejos de vender, KKR se ha ido reforzando en el capital de la cadena de pizzerías. En noviembre de 2016, se plantó con un 10,9% de la compañía presidida por Pablo Juantegui, cuando esta cotizaba a poco más de 4 euros por acción. A finales de ese ejercicio ya acumulaba el 15% y en marzo de 2017 lo elevó al 20%. 

Pues bien, después de que Telepizza firmara el acuerdo con Pizza Hut, KKR compró un 6% adicional. La cadena de restaurantes se disparó en Bolsa más de un 12% entre el cierre del 15 de mayo y el del 17. Precisamente, el fondo llegó al 26% ese último día, según ha informado a la CNMV. 

Ambas marcas colaborarán en su expansión por América Latina con el que espera llegar a los 2.500 locales y elevar las ventas a los 1.100 millones de euros. El acuerdo establece que Telepizza mantiene sus locales en España y Portugal y pasará a gestionar los de Pizza Hut. En Latinoamérica, los locales de Telepizza pasarán a estar bajo el paraguas de la marca estadounidense, si bien retendrá capacidades de supervisión.

KKR no ha sido el único fondo que ha mostrado su interés por Telepizza en los últimos meses. Entre los españoles, Bestinver situó a la cadena de comida rápida como una de sus nuevas apuestas para el primer trimestre de 2018. Otro de los fondos estrella patrio, el Santander Small Caps, también aumentó su posición en marzo. Cuenta con un 3,1% de sus títulos.

Normas