El dato sobre impuestos que no va a gustar al pequeño empresario

La pequeña empresa tiene unos gastos relacionados con los impuestos que son mucho mayores que el que tienen las empresas de mayor tamaño.

pymes impuestos

"Los sistemas impositivos actuales a nivel global acaban por penalizar a las empresas más vulnerables y de menor tamaño". Así lo aseguran desde la compañía Sage, experta en soluciones de contabilidad y gestión en la nube, tras un análisis que relaciona el tamaño y asentamiento de las empresas con el porcentaje de su facturación que están obligados a destinar a impuestos.

El análisis deja una segunda reflexión preocupante para los pequeños empresarios: la factura anual de impuestos en este tipo de empresas se eleva por encima del 40%. Es decir, las pequeñas corporaciones están obligadas a destinar el 40% de lo que ingresan a gastos directa o indirectamene relacionados con impuestos.

El dato es aún más desalentador si tenemos en cuenta que, cuanto más grandes es la empresa, menos coste debe invertir en impuestos, lo que dificulta la competitividad para las organizaciones de menor tamaño. En concreto, y según aseguran desde Sage "las diferencias en este sentido en función del tamaño de las empresas son notables, y es que, por el contrario, la factura de impuestos anuales supone poco más de un 30% en el caso de las medianas empresas españolas".

Recursos malgastados

La contabilidad relacionada con la imposición es una tarea administrativa que contribuye a desviar los recursos de las pymes de actividades comerciales y estratégicas más productivas. En España, las micropymes pierden más del 2,5% de los días de trabajo al año en labores destinadas específicamente a esta tarea. En las medianas, esta cifra representa un 0,1% únicamente.

Además, según Sage, estas elevadas tasas impositivas podrían disuadir a empresarios potenciales a establecer nuevos negocios, ya que los rendimientos esperados pueden considerarse insuficientes.

“Teniendo en cuenta este contexto el resultado es que, a largo plazo, podría reducir la tasa de emprendimiento, disminuyendo la cantidad de pymes en el ecosistema empresarial y reduciendo, tanto el tamaño del mercado, como su productividad”, insisten.

Como conclusión, se extrae que las pymes españolas sufren “una clara desventaja” con el sistema impositivo actual”. “Además de pagar proporcionalmente más impuestos, gastan más tiempo de su personal contable con su consecuente lastre”; señala el CEO de Sage.

Normas