Vueling vuelve a sufrir por las huelgas de controladores en Francia

El sector aéreo clama contra los paros laborales en el país vecino, que hoy afronta una huelga general

La aerolínea de IAG está amenazada este fin de semana por la paralización del centro de control de Marsella

Un avión de Vueling toma tierra en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.
Un avión de Vueling toma tierra en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Uno de los grandes del sector aéreo europeo, el holding IAG, ha pasado a la ofensiva ante el impacto sufrido por las protestas laborales del control aéreo francés. El consejero delegado del grupo, Willie Walsh, califica de desastrosa la gestión del tráfico en Europa, continuamente afectada por las huelgas. Y se centra en el caso de Francia, con reiterados paros este año en el centro de control de Marsella, para poner de manifiesto que la mitad de las operaciones internacionales de una de sus aerolíneas, la española Vueling, se están viendo afectadas. 

Según ha podido saber Cinco Días, un 53% de los vuelos internacionales de la low cost catalana tienen obligado paso por espacio aéreo francés y un 50% depende del citado control de Marsella. Se da la circunstancia de que este es uno de los puntos más antiguos de la red gala y sus trabajadores piden inversión en innovación y refuerzos de personal. El choque con el Gobierno es tal que, en lo que va de año, esa plantilla ha ido hasta en nueve ocasiones a la huelga y amenaza con una nueva congelación del servicio el próximo fin de semana.

Un 53% de los vuelos internacionales de la low cost catalana tienen obligado paso por espacio aéreo francés y un 50% depende del citado control de Marsella

"De llegar en esta situación de continuado conflicto al verano, el caso no solo afectará a Vueling y sus operaciones, desde o hacia Barcelona y Palma de Mallorca, sino que lastrará seriamente al sector turístico español", asegura una fuente cercana a IAG. De hecho, buena parte de los aeropuertos españoles del Mediterráneo tienen a Marsella como uno de los puntos de control de referencia en Francia. La misma fuente recuerda el bloqueo del aeropuerto de Palma de Mallorca en el verano de 1995 por una huelga del control galo.

Aviso con escaso margen

Las aerolíneas impactadas por la huelga general en Francia fueron contactadas el viernes por el órgano de Aviación Civil de ese país. Una reunión en la que el ente hace su propuesta de cancelaciones a las compañías. En el caso de Vueling, la recomendación afectaba al 20% de la programación de la aerolínea de bajo coste.

La asociación que engloba a los mayores grupos europeos del sector, la A4E, ha contabilizado en más de 500 los vuelos de sus asociadas cancelados o con severos retrasos por causa de la huelga general, lo que afecta a más de 70.000 pasajeros. El colectivo reclama políticas que garanticen los derechos de los pasajeros y resalta que la conflictividad en el control francés va a alza, pasando de los 13 días de huelga del año pasado a las 14 jornadas que se han acumulado hasta este mes de mayo en 2018.

Otro dato que apunta hacia Francia como epicentro de problemas para el sector aéreo es que 275 jornadas de huelga en el control aéreo desde 2010, o dos terceras partes de los paros laborales convocados en toda Europa desde ese año, han tenido lugar en ese país.

Normas