Las ‘small caps’ españolas suben en el año tres veces más que las de EE UU

Diez valores se revalorizan más de un 10% en mayo

La reforma fiscal de Trump lleva al Russell 2000 a máximos históricos

ibex pulsa en la foto

Las mejores esencias se guardan en frascos pequeños dice el refrán y visto el comportamiento que registran año tras año los valores de pequeña capitalización, bien podría ser cierto. En lo que va de año el Ibex Small Cap se revaloriza un 17,97%, una subida que contrasta con el nimio 1,72% que suma su hermano mayor.

El caso de los pequeños valores de la Bolsa española no es único pero sí el más llamativo. El selectivo español de valores de pequeña capitalización se revaloriza tres veces más desde que comenzó el año que su homólogo estadounidense. Bien es cierto que dentro del selectivo estadounidense hay un valor, Nektar Therapeutics, cuya capitalización asciende a 14.700 millones de dólares, lejos de los 4.096 millones de euros de FCC, el mayor valor del índice español.

Así, el índice Russell 2000 se revaloriza un 5,85%, lejos del 1,74% que sube el S&P 500 en el año. Un alza que Ignacio Cantos, director de inversiones y renta variable de Atl Capital, justifica por el impacto de la reforma fiscal en las empresas más expuestas al consumo interno estadounidense y que le ha llevado a batir sus máximos históricos. Un hecho en el que también ha jugado un papel esencial la guerra comercial entre EE UU y China que perjudica a las grandes compañías.

No obstante, Cantos asegura que en España la diferencia entre ambos índices radica en la poca presencia que tiene el sector bancario en el Ibex Small Caps. Las entidades financieras han sido las más perjudicadas por los tipos de interés negativos y el 2018, por el momento, no está siendo un buen año para estos valores, lo que ha lastrado la evolución del Ibex en los cinco primeros meses del año. Y es que Santander, Bankia y BBVA se sitúan en terreno negativo en el ejercicio.

Esta caída del sector bancario, que en el Euro Stoxx alcanza el 3% no afecta, sin embargo, al índice europeo, que se revaloriza un 2,52%, el doble que su hermano pequeño, un 0,57%, en el año.

“Una de las particularidades de nuestra Bolsa respecto a otras es la excesiva concentración de algunos sectores, lo que provoca que su evolución pueda variar bruscamente al compás de las previsiones para los mismos”, puntualiza Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank, haciendo especial hincapié en las entidades financieras.

Mientras las compañías que más suben del Ibex 35, Amadeus e IAG, se anotan alrededor de un 10% en el mes de mayo, 10 valores del resto de la Bolsa registran alzas superiores y tres de ellos, Natra, Clínica Baviera y Solaria, suman más del 20%. Estos últimos, menos seguidos por los principales analistas, están atrayendo cada vez más a los inversores, que buscan comprar compañías ajenas al movimiento de los fondos cotizados (ETF), asegura Rafael Romero, director del departamento de inversiones de Unicorp. “A largo plazo, las small caps tienden a tener un mejor comportamiento en términos de rentabilidad”, puntualiza.

No obstante, estos valores, que suelen tener en común su escasa liquidez y su reducida capitalización bursátil, se caracterizan también por su fuerte volatilidad, lo que genera oportunidades de inversión, pero también fuertes riesgos. Al ser compañías menos analizadas, es más sencillo “encontrar empresas cotizando a un precio más lejano a su precio objetivo con un binomio rentabilidad-riesgo más atractivo”, explica Torre. Por ello, en un ciclo de crecimiento expansivo como el actual, están en el punto de mira de muchos inversores.

Asimismo, los analistas destacan la actual oleada de fusiones y adquisiciones como otro de los factores explicativos del interés que han despertado las small caps en los mercados al estar recibiendo capital por parte de los grandes grupos. De hecho, tras el acuerdo entre Eon y RWE para reestructurar el sector energético en Alemania, las españolas Audax o Solaria se anotaron un 350% y un 50%, respectivamente, en el mes de marzo.

Por último, Romero también subraya los cambios en los modelos de negocio que se están produciendo en la actualidad y que favorecen a las pequeñas y medianas compañías, con más capacidad de adaptación.

Los chicharros del mes

  • Natra. La chocolatera valenciana sube cerca de un 40% tras haber dejado atrás los números rojos en sus cuentas y ganar dos millones de euros en el primer trimestre, frente a unas pérdidas de 1,9 millones en el mismo periodo del año pasado.
  • Clínica Baviera. Los resultados del primer trimestre también han impulsado a Clínica Baviera, que sube un 23,4% en lo que va de mes. El beneficio de la compañía hasta marzo ascendió un 52% respecto al mismo periodo de 2017 y su plan estratégico 2018-2020 contempla la apertura de 16 nuevos centros gracias a un aumento anual previsto de las ventas del 9%.
  • Solaria. Los movimientos en el sector energético europeo impulsaron a Solaria y a Audax en el mes de marzo y, aunque en abril las alzas parecían haberse ralentizado, este mes vuelven a repuntar. Solaria sube en estas dos semanas un 23%, mientras que Audax se anota un 12%
Normas