La dirección de EDP dice que la opa china “no refleja el valor de la compañía”

El consejo ejecutivo dice que el precio es inferior al de otras operaciones de control de ‘utilities’

Bruselas respalda el blindaje de REE y Enagás frente a inversores como el grupo chino

EDP Ampliar foto
Madrid / Bruselas

 El consejo de administración ejecutivo de EDP (el equivalente en España a un Comité de Dirección cualificado) consideró ayer que el precio de la opa de su principal accionista, China Three Gorges (CTG), “no refleja adecuadamente el valor de la compañía” y que “la prima implícita en la oferta es baja considerando la práctica seguida en el mercado europeo de utilities en operaciones de toma de control”.

A través de un hecho relevante remitido al regulador de la Bolsa de Lisboa (CMVM), la energética portuguesa expresa por primara vez oficialmente su disconformidad con el precio que el consorcio chino incluyó en su anuncio preliminar del pasado viernes. En él comunicó al mercado su intención de lanzar una opa por el 100% del capital de EDP a 3,26 euros la acción. Un valor que supone una prima del 10% respecto a la cotización media de los últimos seis meses y del 4,9% sobre la del día anterior.

Según el citado hecho relevante, el consejo de administracion ejecutivo, que se reúne cada semana, ha iniciado “los procedimientos internos pertienentes en el cumplimiento de las obligaciones a las que se encuentra sometido y se pronunciará a su debido tiempo sobre los demás términos de la oferta”. Esto es, cuando CTG publique el folleto de la opa, que incluirá, entre otros, “el detalle relevante del proyecto industrial”, indica el comunicado.

Por el momento, el órgano de dirección del grupo portugués, que preside Antonio Mexía, ya avanza que el precio le parece escaso. Y parece marcar la posición del consejo de supervisión (en el que están representados los accionistas de la energética), que deberá evaluar la oferta china. Todo indica que podría recomendarla, al menos, con la condición de que se mejore el precio.

También los analistas coinciden al considerar “poco generosa” la oferta del consorcio chino, lo que hace prever alguna posible opa competidora. Una a valoración que comparte el propio mercado: la cotización de EDP subió un 9,32% el lunes (primer día de cotización tras conocerse la operación), hasta situarse en 3,40 euros por acción. Ayer, por su parte, se incrementó el 1,18%, hasta 3,44 euros por título.

La CE blinda REE y Enagás

El temor al coloso asiático planea sobre otros países y compañías europeas. Por el momento, los gestores de los sistemas energéticos españoles (REE y Enagás) se encuentran a salvo de un grupo que ya los tentó en 2012, poco después de desembacar en Portugal, y que controla REN, la homóloga de REE.

 El pasado mes de marzo, la Comisión Europea aceptó finalmente la normativa española que blin-da a los operadores de la red de electricidad y la de gas. Bruselas había abierto un expediente contra España a finales de 2016 por impedir que un inversor privado controle más del 5% del accionariado de Red Eléctrica o más del 3% de Enagás.

La Comisión interpretaba que esas limitaciones suponían una violación del derecho a la libre circulación de capitales establecida en el Tratado de la Unión Europea. Pero tras meses de regateo con el Gobierno español, el organismo comunitario ha decidido archivar el caso sin dar más explicaciones.

El giro de la CE coincide con la ofensiva franco-alemana a favor de que la UE se dote de mecanismos de protección frente a los inversores no deseados en sectores estratégicos. Bruselas, tradicionalmente reacia a esas cortapisas, se ha plegado recientemente a las peticiones de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente francés, Emmanuel Macron, partidarios de restringir la entrada de capital ligado al sector público de países extranjeros, en particular, de China.

El expediente contra la acción de oro en REE y Enagás chocaba con la nueva tendencia proteccionista. Y pretendía desmantelar el blindaje en dos compañías esenciales para la infraestructura energética de la cuarta economía de la zona euro.

España siempre defendió que su normativa era compatible con la legislación comunitaria y que su blindaje era menor que el de otros operadores de red, controlados al 100% por capital público. Aun así, la Comisión mantuvo su expediente, sin tomar en cuenta que REE y Enagás figuran entre los escasos operadores de red abiertos al capital privado

Bruselas ha acabado por aceptar los argumentos de España a favor de la limitación de inversión. Una carta blanca que supone una marcha atrás en la cruzada mantenida durante años por la CE contra las acciones de oro.

 

Grandes inversiones

China Three Gorges (CTG) pagó en 2.700 millones de euros en 2012 por el 21% de EDP, a cuya privatización acudió y compitó con Eon. En la operación, el coloso chino se comprometió a adquirir paquetes minoritarios (hasta el 49%) en parques eólicos de EDP por otros 2.000 millones hasta 2015.

La alianza dotaba a EDP de una importante liquidez derivada de la financiación por otros 2.000 millones acordados con distintos bancos chinos en el marco de una operación que acaba de cumplir seis años. El grupo chino ha ido aumentando su paquete hasta el 23,7% que, unido al 4,9% de otra compatriota pública, CNIC, otorgan a los chinos más del 28% de EDP.

La energética lusa está presente en 14 países y cuatro continentes. Es la tercera mayor eéctrica y una de las mayores distribuidora de gas en la Península Ibérica. Suministra a 10 millones de clientes eléctricos y 1,2 millones de gas natural.

Con una plantilla de 12.000 personas (1.200 en España), EDP es propietaria del 100% de la antigua Hidrocantábrico y de EDP Renováveis, con sede en Oviedo. También sobre esta sociedad lanzará una opa el grupo chino CTG. EDP suma en España casi 1,5 millones de clientes eléctricos, cartera que creció un 4% en 2017 y 850.890 de gas, un 2% más.

Normas