Ibex: las claves de la semana en que el Ibex reconquistó los 10.000

Mnuchin se marcha de China sin acuerdo y enfría a los compradores

El empleo y los salarios en EE UU crece menos de lo previsto

Ibex: las claves de la semana en que el Ibex reconquistó los 10.000 Ampliar foto

Por primera vez desde inicio de año todo se alió para que las Bolsas subieran. De un lado, las tensiones de la Casa Blanca con Rusia y China parecen por fin relajarse. Por el otro, la última reunión del Comité Abierto de la Fed tranquilizó al mercado al retirar la preocupación por la inflación, hecho que alejó a la deuda norteamericana a 10 años de la cifra totémica del 3%. Y la presentación de resultados trimestrales se ha revelado como un catalizador para las subidas.

El Ibex, como el resto de grandes índices europeos y norteamericanos, no fue ajeno a las alzas. Esta semana será recordada por la que recuperó los 10.000 puntos, una cota que perdió inicios de febrero. Tras una de las sesiones más negras en Wall Street de los últimos meses, en la que el Dow Jones vivió la mayor caída intradía en puntos de sus historia.

Conquitó esta cota el día después del 1 de mayo, festivo en todas las grandes Bolsas europeas salvo la de Londres. Eso sí, con uno de volúmenes negociados más bajos del año (el día 2 también es fiesta en Madrid), pero la debilidad del alza no impidió que los mantuvisese el resto de la semana.
La puntilla para conquistar los 10.000 fue el enfriamiento de la guerra comercial desplegada dese Washington. El mercado cotizó la confirmación de que EE UU eximirá a la Unión Europea de sus aranceles a la importación del acero y el aluminio. Una noticia que el mercado no se terminaba de creer.
En las últimas cinco sesiones el selectivo español ha subido un 1,8% y cierra su mejor semana desde finales de marzo. Se sitúa en los 10.104 puntos, tras avanzar un 0,65% el viernes y consigue volver al verde en el cómputo anual. Sube un 0,25% en lo que va de 2018 y casi un 8% desde los mínimos de marzo, en los 9.381 puntos.
Animó la última sesión de la semana el dato de empleo de EE UU, donde se han creado 164.000 puestos de trabajo frente a los 193.000 previstos. El foco de los inversores ha ido variando desde otras magnitudes (como la inflación) hacia los salarios. Más desde que la Fed se mostró el miércoles cómoda con las actuales perspectivas de alza de los precios.
Todo ello llevó al euro a rozar mínimos del año frente al dólar. La divisa comunitaria se intercambia por 1,19 billetes verdes y cede en torno a medio punto en la semana. Sobre la moneda única pesan la moderación en las perspectivas de crecimiento en la eurzona. Ya lo avisó la semana pasada el presidente del BCE, Mario Draghi, y se confirmó esta semana con la publicación de los datos de coyuntura del primer trimestre. El PIB de la zona euro subió un 0,4% frente al 0,7% de los últimos tres meses de 2017.
En el mercado de deuda, el tipo del bono estadounidense a 10 años terminó la semana en el 2,95%. Y toma distancia del 3% que superó la semana pasada. El del español se sitúa en el 2,92% y el del alemán, en el 0,54%. La prima de riesgo, por su parte, alcanza los 75 puntos básicos.
Sobre el repsiro que se ha tomado el mercado de deuda ha contribuido la corrección en el precio del petróleo. El barril Brent inició la semana corrigiendo, mientras que la anterior marcó máximos de 2014 por encima de los 75 dólares. Sin embargo, el cruce de declaraciones entre EE UU e Iran volvió a dar alas al petróleo, que cotiza por encima de los 74 dólares.

Normas