BBVA debuta en el mercado de bonos verdes y capta 1.000 millones

Es de la mayor emisión de este tipo realizada por una entidad de la eurozona

La demanda alcanza los 3.000 millones

Sede de BBVA en Madrid.
Sede de BBVA en Madrid.

BBVA no quiere dejar escapar las buenas condiciones del mercado y probó suerte con la emisión de 1.000 millones en bonos verdes bajo la categoría de deuda senior no preferente a un plazo de siete años. El importe captado se sitúa por encima de la media para este tipo de emisiones que suelen rondar los 500 millones, o de manera excepcional, los 750. Se trata de la mayor emisión de bonos verdes realizada por una entidad de la zona euro.

La buena acogida recibida por los inversores permitió a la entidad rebajar el coste de emisión. En un principio el precio fijado era de 95 puntos sobre midswap –el tipo de interés libre de riesgo a ese precio–, pero el apetito mostrados por los inversores rebajó el precio a los 80 puntos básicos. Fuentes de la entidad señalan que la emisión se efectuó sin prima, situándose al nivel del mercado secundario y resaltan el interés recibido desde la apertura de los libros. Apenas tres horas después de comunicarse la emisión, la demanda alcanzaba los 3.000 millones. Al transcurso de la jornada la emisión fue cogiendo color y calidad. Según fuentes de la entidad las órdenes recibidas ronda las 200. En la colocación participaron inversores de todo tipos desde los tradicionales hasta aquellos fondos que solo invierten en bonos verdes.

La colocación efectuada por el banco se produce apenas una semana después de que la entidad anunciara sus objetivos de captación. A lo largo del año BBVA tiene previsto emitir 3.500 millones en deuda senior no preferente. Con la de ayer, el banco ya ha captado 2.500 millones. A la emisión en bonos verdes se suma la efectuada a finales de febrero: 1.500 millones a cinco años en formato flotante.

Las diferencias respecto a otras emisiones de bonos verdes es el formato. Para este tipo de deuda se suele emplear la deuda senior tradicional o las cédulas. Desde la entidad dan por completado este año las emisiones en bonos verdes. Los fondos captados se destinarán a la financiación de proyectos que contribuyan a la sostenibilidad medioambiental. Credit Agrícole, Commerzbank, HSBC, Société Générale, UniCredit y el propio BBVA actuaron de colocadores.

BBVA 4,78 1,09%

La emisión ejecutada muestra la vocación del banco por estar involucrado en las nuevas tendencias del mercado. Hasta el momento la participación en proyectos sostenibles se limitaban a la financiación de un préstamo bilateral verde. Con el salto a la renta fija el banco da un paso más en las nuevas tendencias. 

Los bancos españoles que hasta el momento había recurrido a emisiones sociales y sostenibles eran Kutxabank y Caja Rural de Navarra, pero ninguno había optado por la colocación de bonos verdes. Es decir, BBVA sienta un nuevo precedente en el mercado.

Además de la entidad que preside Francisco González, en lo que llevamos de año Iberdrola y ACS (750 millones) han recurrido a este tipos de emisiones sostenibles. De hecho, la eléctrica española es uno de los emisores más activos en este segmento en el que se estrenó en 2014. El año pasado Repsol, FCC y Gas Natural decidieron seguir los pasos de la empresa que preside Ignacio Galán.

En un informe publicado hoy por Moody's, la agencia de rating afirma que en el primer trimestre del año las emisiones globales de bonos verdes se desaceleraron. En los tres primeros meses del año se emitieron 30.400 millones, lo que representa una caída del 11,5% respecto a lo registrado un año antes. "Si bien los volúmenes del primer trimestre sugieren un ritmo más lento de crecimiento del mercado, las condiciones más amplias del mercado de renta fija puede haber contribuido al declive en la emisión de bonos verdes ", afirma Matthew Kuchtyak, analista de Moody's. "La mayoría de los sectores a nivel mundial experimentaron un descenso sustancial en la emisión general de bonos durante el primer trimestre de 2018", recalca.

Normas