Telefónica capta en tres meses más financiación que en todo 2017

Vuelve a cifras récord y obtiene 10.692 millones entre enero y marzo

La teleco logra recursos por 132.000 millones en la última década

telefonica

Telefónica ha vuelto a registrar cifras récords en su actividad financiera durante el primer trimestre del año. Así, entre enero y marzo, la operadora española captó recursos por un total de 10.692 millones de euros.

Las cifra alcanzada por Telefónica en este primer trimestre de 2018 supera las cantidades registradas en el conjunto de 2017 y de 2016 (10.501 y 10.542 millones de euros, respectivamente).

Además, es el trimestre con mayor intensidad en este ámbito desde final de 2005, cuando la compañía cerró la adquisición de la británica O2. A finales de dicho ejercicio, la operadora formalizó un préstamo de 18.500 millones de libras (en torno a 26.000 millones de euros en aquella época), para la compra de la citada compañía.

En la última década, la actividad financiera alcanzada por la operadora española supera los 132.000 millones de euros. Un periodo de gran intensidad, como consecuencia de la grave crisis financiera que afectó a la economía y las empresas españolas.

Por ejercicios, la mayor cota de la última década se alcanzó en 2015, al superar los 18.000 millones de euros. Entre otros movimientos, Telefónica realizó sendas ampliaciones de capital en la matriz y en la filial brasileña (3.048 y 4.660 millones de euros, respectivamente), para financiar la adquisición de la operadora, también brasileña, GVT, hasta entonces filial de Vivendi.

En los tres primeros meses de 2018, las altas cotas de financiación se han alcanzado sin que la compañía tenga en marcha operación corporativa alguna. Telefónica ha insistido en su estrategia de mantener una alta posición de liquidez (20.274 millones de euros a la conclusión del trimestre), así como en refinanciar y extender los vencimientos de deuda, en un entorno como el actual de tipos bajos.

Refinanciación

En este sentido, la directora de Finanzas y Control de Telefónica, Laura Abasolo, señaló en un encuentro con inversores a final de marzo, que la teleco había refinanciado deuda por un importe superior a 19.000 millones en los últimos 18 meses, cifra que supone el 34% de la deuda total y el 20% del valor de la compañía.

En estas condiciones, el grupo indicó en la presentación la semana pasada de las cuentas del primer trimestre que tiene cubiertos los vencimientos de deuda durante los próximos dos años. A su vez, la vida media de las emisiones se ha situado en 9,11 años, frente a 8,08 años en diciembre de 2017.

En esta línea, el coste efectivo de la deuda de la operadora española se situó en el 3,50% a marzo, similar al 3,48% registrado hace un año. El 72% de la deuda total está establecida en tipos fijos. La deuda financiera del grupo bajó en 255 millones de euros en el primer trimestre, hasta situarse en 43.975 millones.

Emisiones de deuda

Lo cierto es que Telefónica se ha movido en distintos ámbitos en los primeros meses de 2018. Entre otros movimientos, en enero emitió deuda senior a nueve años por un importe de 1.000 millones de euros, con un cupón anual del 1,447%. En marzo, cerró una emisión de un bono en dólares americanos de 2.000 millones, dividido en dos tramos: 750 millones a 20 años y 1.250 millones a 30 años, con cupones de 4,665% y 4,895%, respectivamente. En este caso, fue el cupón más bajo pagado por Telefónica en su historia en una emisión en dólares a ese plazo.

De igual firma, Telefónica lanzó dos transacciones de forma simultánea destinadas a refinanciar su cartera de híbridos. Por una parte, lanzó una emisión de obligaciones perpetuas por un importe total de 2.250 millones de euros. Por otra parte, la empresa anunció una oferta de recompra sobre bonos híbridos existentes en euros y libras esterlinas, en la que finalmente recompró deuda de estas características equivalente por 1.777 millones.

Además, Telefónica suscribió en marzo un contrato de crédito sindicado por importe total máximo de 5.500 millones de euros, a un plazo de cinco años y con dos opciones de extensión anual, hasta un plazo máximo de siete años. Este nuevo contrato reemplazaba dos líneas de crédito sindicadas: una de 3.000 millones con vencimiento en febrero de 2021, y otra de 2.500 millones, con vencimiento en febrero de 2022.

En esta carrera también entró la filial Telefónica Deutschland, que lanzó una emisión de instrumentos de deuda en el mercado local con plazos de hasta 15 años y un volumen de 250 millones de euros, con un tramo de 75 millones a través de la nueva tecnología blockchain.

Posibles OPV de Argentina y O2

Proyección anual. En el primer trimestre, el trabajo en el departamento financiero de Telefónica ha sido intenso. Ahora, las miradas de los inversores se centran en saber qué operaciones puede llevar a cabo la teleco para reducir deuda. Entre las opciones que hay encima de la mesa figuran las posibles salidas a Bolsa de las filiales en Argentina y Reino Unido. El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, dijo la pasada semana que la compañía sigue trabajando en la OPV de O2. De su ejecución o no dependerá buena parte de la evolución de la actividad financiera del grupo en el conjunto del año.

Normas