Alimentación

Estrella Galicia ya vende más del triple que hace 10 años

Su compañía matriz, Hijos de Rivera, facturó 465,5 millones en 2017

Esperan superar los 500 este año y producir 400 millones de litros de cerveza a medio plazo

Estrella de Galicia
Imagen de un concurso de cervezas organizado por Estrella de Galicia.

El fabricante de cervezas y aguas Hijos de Rivera, propietaria de la marca Estrella Galicia, continúa ganando terreno en el mercado nacional, en el que, en cuestión de poco más de un lustro, se ha convertido en la cuarta gran cervecera del país. Así lo volvieron a demostrar los resultados del grupo en 2017, en el que de nuevo registró cifras de facturación récord: 465,5 millones de euros, un 14% más que en el ejercicio anterior, y por encima del crecimiento que experimentó el conjunto del sector durante el año pasado, del entorno del 3,2%.

En 2007, hace diez años, la empresa propiedad de la familia Rivera apenas facturaba 140 millones de euros. Un crecimiento consecuencia del constante incremento en la producción de cerveza, que supone el 80% del negocio de la compañía. En 2017, el grupo fabricó 279 millones de litros, un 18% por encima del año anterior y un 163% que en el año 2010.

“Estamos muy contentos, porque ha sido un año de récord. Estamos cerca de los 500 millones, una cifra bonita que esperamos poder alcanzar este año”, ha afirmado el consejero delegado de la compañía, Ignacio Rivera, en la presentación de los resultados.

Pese al volumen que viene adquiriendo su compañía, y que continuará ganando debido a la ampliación de su fábrica de La Coruña, la única que tiene en toda España, Rivera insiste en un mensaje: “En el sector, somos David contra Goliat, pequeños en comparación con nuestros rivales nacionales. Para nosotros lo importante es ser la cerveza más querida, y por eso nuestro proyecto es diferente: una única fábrica que hace que sea imposible que nuestras cervezas sepan diferente y con un ritmo de producción más pausado”.

Hijos de Rivera formalizó hace escasos días la compra de una parcela aledaña a su factoría coruñesa, que según detalló el consejero delegado, permitirá a la compañía elevar la producción hasta los 400 millones de litros de cerveza a medio plazo. Además, ultima la apertura de su nueva fábrica de Brasil, que comenzará a producir a finales de este año. “Nos ayudará a entender mejor el mercado sudamericano, no solo el brasileño: Uruguay, Argentina, Paraguay…”.

En la actualidad, el negocio internacional supone el 6% de las ventas de la compañía. Un porcentaje que esperan ampliar al 10% al finalizar el próximo trienio, en parte por la producción en Brasil, y también por la adquisición de pequeños productores europeos, tal y como sucedió el año pasado con la irlandesa O’Haras. En ese proceso de internacionalizadción, Rivera no descarta la incorporación de socios locales que formen parte del accionariado de sus filiales. Lo que sí rechaza es la entrada de un socio inversor en el capital de Hijos de Rivera: “No lo necesitamos”.

Normas