La recaudación por IRPF sube un 6,4% y alimenta el optimismo de Hacienda

El déficit de la Administración central se reduce un 14% en el primer trimestre

La subida de las pensiones sugiere que se incumplirá el objetivo de estabilidad

El ministro de Hacienda Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda Cristóbal Montoro. EFE

El Ministerio de Hacienda ha informado hoy de que el déficit público del Estado se situó en 4.459 millones en el primer trimestre del año, un 14,3% menos que el año pasado. Una mejora que ha sido posible por la mejora de la recaudación tributaria y especialmente del IRPF. El principal tributo del sistema fiscal aportó a las arcas públicas hasta marzo 21.277 millones, un 6,4% más. Un crecimiento que va en línea con las previsiones presupuestarias. 

No sucede lo mismo en el IVA, cuya recaudación aumentó un 2,8% hasta marzo y se quedó en 19.101 millones. Hacienda señala que, si se descuenta el efecto de la puesta en marcha del Suministro Inmediato de Información (SII), la recaudación avanza un 4,2% y, en términos homogéneos, un 3,6%. Cualquier de estas tres cifras refleja una evolución peor de la prevista.

En el impuesto sobre sociedades, el tributo que grava los beneficios empresariales, las cifras hasta marzo no son significativas. Hacienda ingresó por los impuestos especiales que gravan el tabaco o los hidrocarburos un 0,4% menos. La previsión es que en todo 2018, los impuestos especiales aporten a las arcas públicas un 6,8% más. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya advirtió que las previsiones en este epígrafe podían estar infladas.

Por el lado del gasto público, los datos hasta marzo, reflejan un aumento del 0,7%. La partida de gasto de personal y las inversiones son dos de los capítulos que influyen en este crecimiento. Y, si se aprueban los Presupuestos, la partida destinada a pagar los salarios públicos aumentará significativamente porque las cuentas que actualmente se tramitan en el Congreso incluyen el pacto salarial alcanzado entre los sindicatos y Hacienda. Las nóminas de los empleados de la Administración aumentarán este año un 1,95%.

España cerró el año pasado con un déficit público del 3,1% del PIB, una cifra que debe rebajar hasta el 2,2% este año. La Airef consideró factible, aunque ajustado, cumplir el límite. Con el nuevo pacto alcanzado con el PNV, que contempla una subida de todas las prestaciones de un 1,6% para todos los jubilados, llevará probablemente a España a rebasar el límite. En cualquier caso, ello no impedirá que los números rojos bajen del 3% del PIB este año y se cumpla el Pacto de Estabilidad por primera vez en una década.

Normas