El PNV escucha a sus pensionistas y se olvida del 155

La subida pactada beneficia al perfil de votante de los nacionalistas vascos

Montoro abre la puerta a reestructurar la deuda autonómica

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, saluda a su homólogo del PDeCAT, Carles Campuzano.
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, saluda a su homólogo del PDeCAT, Carles Campuzano. EL PAÍS

Hemos repetido hasta la saciedad que, mientras esté en vigor el 155, PNV no se va a sentar con Mariano Rajoy para negociar los Presupuestos Generales Mientras esté el 155, no nos sentaremos con Rajoy para negociar los Presupuestos”. Así de contundente se mostraba el parlamentario del PNV y secretario segundo de la Mesa del Parlamento Vasco, Iñigo Iturrate, el pasado 26 de marzo. Ayer, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, anunciaba en el Congreso que su partido había llegado a un pacto con el Gobierno para subir todas las pensiones al menos un 1,6% y vincular el incremento del próximo año al IPC. Además, se pactó el retraso del Factor de Sostenibilidad, ligado a la esperanza de vida, hasta el 2023.

El PNV ha escuchado a los pensionistas del País Vasco, los más activos en las protestas, y se ha olvidado de su compromiso de no apoyar las Presupuestos mientras durase la intervención de la Generalitat de Cataluña. El País Vasco es donde se cobran las pensiones más elevadas y, por lo tanto, pocos pensionistas se iban a beneficiar de la subida del 3% de las pensiones mínimas y no contributivas que contempla el proyecto de Presupuestos que el Gobierno presentó en el Congreso. Por eso, el PNV se ha preocupado de lograr una subida del 1,6% también para pensiones medias y altas, lo que está más en línea con el perfil del jubilado del País Vasco.

Para justificar su cambio de postura respecto a la situación en Cataluña, el portavoz del PNV ha destacado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había mostrado esa misma mañana su “firme” compromiso en los pasillos del Congreso de levantar el artículo 155 de Cataluña en cuanto haya un Gobierno. En realidad, es una idea que el jefe del Ejecutivo ha repetido y, de hecho, la propia orden de intervención que aprobó el Consejo de Ministros y publicó el BOE lo contempla. “Las medidas contenidas en este acuerdo se mantendrán vigentes y serán de aplicación hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat, resultante de la celebración de las correspondientes elecciones al Parlamento de Cataluña”, indica el texto.

Con el apoyo del PNV, el Gobierno ya tiene allanado el camino para sacar adelante unos Presupuestos que han sido negociados principalmente con Ciudadanos. Las principales medidas que contempla son la ampliación de 12.000 euros a 14.000 euros del límite a partir del cual se paga el IRPF y también una reducción tributaria para quienes no llegan los 18.000 euros. Las cuentas también incluyen el pacto salarial con los funcionarios, que elevará entre un 6,12% y un 8,21% el sueldo de los funcionarios en el período 2018-2020. 

Hoy, el Congreso tumbará las seis enmiendas a la totalidad presentadas. Este viernes concluye el plazo para presentar enmiendas parciales y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, animó al PSOE a aprovechar esta vía para pactar una reestructuración de la deuda de las comunidades con el Estado a través del FLA.

Normas