Cómo colocar un bombón de éxito en el mercado

El Grupo Ferrero relanza al mercado español el bombón Raffaello

La estrategia se centra en crear una importante identidad de producto

bombones

Muchos españoles no conciben la Navidad sin los Ferrero Rocher. En cambio, en otros países del Este de Europa, es su hermano pequeño Raffaello el que triunfa. Ambos son el primer y el tercer bombón más vendidos del mundo, pero en España el dulce de coco y almendra no tiene tantos adeptos como el de chocolate y avellanas. Por esa razón, el Grupo Ferrero ha decidido relanzarlo en el mercado, con el Día de la Madre a la vuelta de la esquina. El director de Ferrero Iberia, Roberto Torri, explica la estrategia que les ha llevado a ser líderes en el sector del dulce: mantenerse fieles a los valores de la empresa, apostar por la calidad y construir un producto con una sólida imagen.

“Nuestro éxito reside en que durante más de siete décadas hemos sabido conjugar la tradición y la esencia con la innovación y la modernidad, pasando de tener una pastelería en un pueblo del Piamonte a estar presentes en 160 países”, expone Torri. Parte de esa esencia, continúa, ha sido su apuesta por los mejores ingredientes. “Tenemos una obsesión por los productos de altísima calidad”, explica, tras enumerar que el Raffaello está compuesto por almendras de California y copos de coco de las Islas del Pacífico.

El sabor es imprescindible pero no lo es todo. Si la compañía ha conseguido que el Ferrero Rocher se asocie “con un regalo formal en fechas navideñas”, con el Raffaello apuesta por “una identidad diferente, que sea un toque de cariño y un pequeño detalle con el que expresar sentimientos sinceros a nuestros seres queridos”, indica Annelyse Velasco, jefa de marketing de bombones Ferrero Iberia. Para Raffaello, la empresa, que factura 10.000 millones de euros, ha cambiado su política y podrá venderse incluso en los meses de verano, al no llevar chocolate.

A esa identidad se suma una importante política de comunicación: desde los estands en tiendas y anuncios en televisión, a fuertes campañas en redes sociales, tanto en Facebook como en Instagram. “Queremos estar presentes en redes para comunicar todo su potencial”, señala Velasco.

Normas