Europa pone a prueba los beneficios de la neutralidad de la red

Es pronto para decir si el recorte de inversión previsto por las telecos en el Viejo Continente es por la regulación, pero sería comprensible

Europa pone a prueba los beneficios de la neutralidad de la red

Europa está poniendo a prueba los efectos de las normas de neutralidad de la red en la inversión de las telecos, mientras EE UU las deroga.

El organismo de control de las comunicaciones de Reino Unido, Ofcom, está investigando si Three y Vodafone han ralentizado intencionadamente servicios como la transmisión de vídeo de alta definición. Y en 2017, los reguladores holandeses dijeron a la sueca Tele2 que levantara las restricciones a los usuarios que accedían a internet en otros dispositivos a través de una conexión móvil –también objeto de una investigación británica sobre Three.

No son estas las prácticas que más preocupan a los defensores de la neutralidad de la red, sino que los proveedores ralenticen el tráfico hacia servicios de la competencia o que reciban pagos de gigantes tecnológicos por acelerar el tráfico hacia webs y apps concretas.

Los críticos de la neutralidad dicen que estas reglas reducen los beneficios de construir redes más rápidas e introducir nuevos servicios. Pero los inversores envían señales contradictorias. El valor de las cinco mayores telecos europeas es de media 5,6 veces el ebitda previsto, frente a las 6,8 veces de las seis mayores de EE UU. Pero desde octubre, ambos grupos tienen un descuento del 40% respecto al Euro Stoxx y el S&P. Tal vez se deba a que las de EE UU están siendo cautas a la hora de explotar una regulación más flexible por temor a la opinión pública.

Sí que hay algunas diferencias en sus políticas de inversión. Los analistas esperan que la ratio media gastos de capital/ingresos de las telecos de EE UU, un indicador de la inversión en redes, aumenten ligeramente hasta el 16% en 2019, frente al 15% del año pasado. En Europa, la previsión es de una caída de 2 puntos porcentuales, hasta el 16%.

Es demasiado pronto para decir si es por las reglas de neutralidad de la red. Pero sería comprensible que la perspectiva de multas por valor del 10% de los ingresos esté haciendo que grupos como Vodafone se muestren más reticentes a invertir. Los rigurosos estándares europeos mostrarán finalmente si los costes de la neutralidad de la red superan sus beneficios.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas