Casi un tercio de los inquilinos dedica más del 40% de sus ingresos al alquiler

Varón, treintañero, con contrato indefinido y mileurista es el perfil tipo de los arrendatarios en España

La cercanía al lugar de trabajo es el factor más valorado al elegir vivienda

alquiler vivienda Ampliar foto

Una de las principales empresas de intermediación del mercado de arrendamiento, Alquiler Seguro, ha presentado este martes su último estudio sobre el Perfil del Inquilino en España. Con datos procedentes de sus bases de datos, más encuestas telefónicas y online, la sociedad analiza los principales cambios que se están produciendo en el sector y cómo se comporta la demanda.

Entre las conclusiones destaca cómo fruto de la escalada alcista de los precios del alquiler en algunas ciudades y zonas muy concretas, casi un tercio de los inquilinos tiene que dedicar ya más del 40% de sus ingresos al pago de la renta mensual. Se trata de un porcentaje que, de seguir subiendo, entraría en zona de alto riesgo, ya que cuanto más aumente esa proporción, menos recursos le restan a los arrendatarios para cubrir el resto de sus gastos o para ahorrar. De hecho, en materia hipotecaria, los bancos están aplicando ahora de manera mucho más rigurosa que en el pasado la máxima de que el pago de la cuota hipotecaria no debería absorber más de un tercio de los ingresos familiares.

El estudio correspondiente a este año muestra que el promedio de inquilino es un varón treintañero, de nacionalidad española, soltero, con contrato indefinido y con un sueldo medio de 1.100 euros al mes, que trabaja preferentemente en el sector servicios.

En cuanto al número de miembros que tienen de media los hogares que viven de alquiler, los datos recabados por Alquiler Seguro constatan que son dos personas, que permanecen en torno a dos años en la vivienda.

Así, en el análisis de los datos destaca cómo a medida que aumenta la edad, disminuye el porcentaje de inquilinos. La mayor parte se concentra en la franja de 26 a 35 años, con un 46,08% del total, seguidos de los más jóvenes, aquellos comprendidos entre los 16 y los 25 años. Del total de inquilinos, solo el 16,7% cuenta ya con una edad comprendida entre los 36 y los 45 años, porcentaje que disminuye al 12,09% para los que cuentan de 46 a 55 años.

Atendiendo al rango salarial, el estudio muestra cómo la mayor parte de los inquilinos, el 36,28%, obtiene unos ingresos de entre 10.001 y 20.000 euros. Les siguen los que perciben hasta 10.000 euros, con el 18,94%. A medida que aumenta el nivel de ingresos, baja el porcentaje de hogares que opta por el alquiler. De esta forma, quienes perciben rentas de 40.001 a 50.000 euros solo representan el 5,42% de los inquilinos, cifra que se reduce a solo el 3,51% entre quienes ingresan más de 50.000 euros.

En cuanto al tiempo que tardan en encontrar vivienda en alquiler, la media se sitúa en apenas 12 días y la búsqueda se realiza, fundamentalmente, a través del móvil, dedicando poco más de una hora y media a la semana a visitar casas. Al haber realizado una selección previa por internet, el arrendatario tipo solo suele necesitar una visita al inmueble antes de tomar la decisión definitiva. Sobre los factores más valorados, la cercanía al puesto de trabajo se mantiene un año más como el atractivo más determinante.

Normas