El precio excesivo de Bolsa y ladrillo, una de las grandes amenazas globales

Los riesgos medioambientales preocupan mucho a los líderes mundiales

También hay advertencias sobre la salud del sistema financiero

bolsa
Un hombre contempla un monitor con cotizaciones bursátiles en una casa de corretaje de acciones de Pekín.

Los líderes mundiales empiezan a mirar con preocupación el sobrecalentamiento de algunos activos, tanto financieros como inmobiliarios. Tal y como ocurrió en los años previos a la Gran Recesión, algunas señales de alarma han empezado a saltar, según se recoge en el Informe Global de Riesgos, elaborado en el marco del Foro de Davos, y presentado hoy por la aseguradora Zurich.

"Hay varios síntomas de que las acciones bursátiles están especialmente caras", explica en Madrid el autor del informe, Aengus Collins. Este especialista recuerda que los mercados de renta variable llevan ocho años de crecimiento ininterrumpido, y que los índices como el Dow Jones o el S&P 500 no dejan de marcar nuevos máximos históricos.

El informe utiliza una medida clásica para señalar la sobrevaloración de la Bolsa. Se trata del PER de Shiller, un indicador que se construye tomando los 10 últimos años de beneficios y cotizaciones bursátiles. De acuerdo con esta medida, las acciones de Estados Unidos tan solo han estado dos veces tan caras como ahora: justo antes de los cráck de 1929 y de las puntocom (2000).

Este sobreprecio no estaría afectando solamente a la renta variable. Los bonos también tienen unos precios elevados. Tanto, que a mediados del año pasado el exceso de demanda provocó que hubiera deuda por nueve billones de dólares que cotizaba con tipos de interés negativos. Todo el mundo quiere comprar bonos, así que los Estados y las empresas, en lugar de tener que pagar por pedir prestado pueden cobrar por quedarse con el dinero de los inversores.

"Si hubiera una corrección brusca del mercado", razona el informe, "el impacto sería especialmente fuerte en aquellos países y sectores se hayan gestado más burbujas". Un caso paradigmático sería el de países muy dependientes de la venta de materias primas, en caso de que se desplomara su valoración.

Para elaborar el Informe Global de Riesgos, sus autores se entrevistan con centenares de empresarios, gobernantes y miembros de la sociedad civil, en el marco del Foro Económico Mundial (conocido como Foro de Davos).


También el ladrillo

No se trata únicamente de las acciones y los bonos. El índice del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre precios de viviendas está muy cerca de tocar máximos históricos. Las señales de que las valoraciones son ya muy ajsutadas han empezado a aparecer en muchas ciudades: Londres, Estocolmo, Toronto, Hong Kong...

El informe recuerda que este sobrecalentamiento de los activos financieros y activos reales ha llegado también a las criptodivisas como las bitcoins, que elevaron su precio un 1.200% durante el año pasado.

Los líderes consultados también han señalado otra amenaza latente: la rápida expansión de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés). Este tipo de vehículos financieros replican la evolución de índices bursátiles y de bonos, a muy bajo coste. El informe recuerda que su crecimiento ha sido del 500% desde 2008.


Sistema financiero

Otro de los riesgos económicos que señala el Informe Global de Riesgos es la salud del sistema financiero. Aunque los reguladores de todo el mundo han incrementado las exigencias de solvencia a los bancos tras la grave crisis de 2008-2011, sigue habiendo muchos analistas que consideran que siguen estando infracapitalizados.

"Cada vez hay más voces que reclaman una reforma radical de los principios del sector financiero", apunta el informe. Y pone el ejemplo del frenazo en las regulaciones para tratar de separar la actividad de banca de inversión (con más riesgo), de la actividad de banca tradicional.

Tampoco habría avances en cuanto a las entidades consideradas demasiado grandes para dejarlas quebrar, los bancos sistémicos. En Estados Unidos estos han pasado de manejar activos por 30 billones de dólares en 2006, a 43 billones de dólares en la actulidad.


Factores medioambientales

Pese a las advertencias sobre la situación económica, los riegos que más preocupan a los líderes mundiales son sobre todo vinculados con el medioambiente. En concreto, las dos amenazas que los expertos consideran más plausibles son un incremento de los fenómenonos meteorológicos extremos y de desastres naturales.

En el plano de las amenazas con mayor potencial destructor, el Informe Global de Riesgos señala en primer lugar a la posibilidad de expansión de armas de destrucción masiva. Y en segundo y tercer lugar los fenomenos meteorológicos extremos.

Junto con las amenazas económicas y medioambientales, el factor que más preocupa a los expertos es el aumento de los ataques informáticos. "La ciberseguridad es un problema que ha ido en aumento, y con el que empresas y Gobiernos están muy preocupados", explica Aengus Collins.

Normas