Volotea reactiva su venta junto a Morgan Stanley y descarta la salida a Bolsa

La compañía guarda 62 millones en créditos fiscales para atraer fondos

La aerolínea de bajo coste facturó más de 300 millones en 2017

volotea

Volotea es uno de esos candidatos a salir a la Bolsa desde hace años. Pero esa operación está paralizada sine díe desde 2016. Ese año se llevaron a cabo contactos con inversores e incluso la firma contrató a JP Morgan y Morgan Stanely para que pilotaran su estreno hacia la renta variable.

La compañía explicó en su informe anual de ese ejercicio que, tras anunciar su salida a Bolsa el 18 de enero, "con posterioridad, y debido a las condiciones de los mercados bursátiles, decidieron posponer dicho proceso de salida a cotización". "En caso de que culmine satisfactoriamente representará una entrada adicional de recursos", agregó. Es decir, preveía ampliar capital.

Fuentes conocedoras de la marcha del proceso descartan una salida a Bolsa. El proceso de venta continúa adelante, tutelado por Morgan Stanley, si bien señalan que es previsible que la operación no se cierre en el primer semestre de este ejercicio, pese a la avidez despertada por varios grandes del sector del capital riesgo. Volotea, que comenzó sus operaciones en abril de 2012 como aerolínea, fue fundada por Carlos Muñoz y Lázaro Ros, consejero delegado y director general, respectivamente. Ambos fueron los creadores, a su vez, de Vueling Airlines, ahora integrada en el grupo IAG.

Volotea está participada por el fondo estadounidense de capital riesgo CCMP con el 49% de las acciones, el equipo directivo (26%) y los fondos Corpfin y Axis (25%), según La Vanguardia, que apunta a CCMP como vendedor, si bien podrían sumarse más accionistas en función del precio, según otras fuentes

Uno de los alicientes de Volotea para los compradores son sus créditos fiscales, a cierre de 2016 tasados en unos 62 millones de euros. Las bases imponibles a compensar en el impuesto sobre sociedades español se situaban en cerca de 22 millones de euros, según las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil. En Italia, las pérdidas acumuladas que servirán para compensar ganancias suman unos 30 millones. Y en Francia, casi 10 millones de euros.

La empresa revela que ha incurrido en pérdidas entre 2012 y 2014, aunque añade que estas han ido reduciéndose.

De hecho, Volotea resalta que en 2016 registró resultado operativo positivo por segundo año consecutivo. Así, confía en la recuperación de los créditos fiscales derivados de las bases imponibles negativas gracias al plan de negocio para el periodo de 2017 a 2022, que muestra generación de beneficios y bases imponibles positivas.

Los créditos fiscales son importes que, bajo determinadas circunstancias, reducirán su factura con la Agencia Tributaria. Si se cumplen los requisitos y así lo desea, el grupo los verá reflejados en la última línea de sus cuenta de resultados.

En el año 2017 Volotea transportó a un total de 4,82 millones de pasajeros, un 42% más respecto a los 3,39 millones transportados en 2016. Las ventas crecieron un 22%, por encima de 300 millones de euros.

Normas