Un paseo entre las nubes cruzando el Atlántico

Latam diferencia su carta con productos locales de los destinos en los que opera

Santiago, centro de referencia para los negocios

Asientos cama de la clase Premium Business de Latam.
Asientos cama de la clase Premium Business de Latam.
Santiago de Chile

Es casi medianoche. Tras el cristal llueve y me acomodo en mi confortable y amplio asiento –¿estaré soñando?– del Boeing 787-9 Jet de Latam Airlines que me llevará a Santiago de Chile. Es lo que tiene viajar en Premium Business, que si no estás acostumbrado vas de sorpresa en sorpresa.

Me esperan casi 14 horas de vuelo y ya llevo otras dos de espera en el aeropuerto. ¿La verdad? Se me han pasado en un pispás en la nueva Velázquez Premium Lounge de Iberia, en el edificio Satélite de la T4 de Barajas. En la sala vip curioseo la vinoteca, picoteo algo, leo la prensa, pruebo los cheslongs de la zona de relax, miro la tele, luego a mi alrededor e identifico a un famoso futbolista aquí, una conocida modelo más allá y un discreto empresario repasando papeles.

Por último, echo un vistazo a las pantallas de vuelos. ¡Uy!, es hora de embarcar y el viaje promete.

La Business es la clase que suelen utilizar los ejecutivos cuando viajan a las grandes plazas financieras para abrir o cerrar negocios, supervisarlos o a acudir a reuniones internacionales. Santiago de Chile suele ser un destino de referencia para los directivos españoles.

Ya en el avión, otro detalle, la tripulación te saluda con amabilidad y una amplia sonrisa –debería ser lo normal, ¿no? aunque vueles en una low cost–.“¿Desea una copa de espumante –vinos achampanados locales– o un pisco sour?”, me pregunta la azafata de la aerolínea chilena.

También podría haber elegido un vino, un zumo o un agua mineral, todo primeras marcas de los mejores viñedos de Latinoamérica. Uno de los distintivos de la aerolínea chilena es promover la gastronomía local de cada uno de los países en los que opera.

Latam es miembro de la alianza Oneworld, integrada por 14 aerolíneas líderes en el sector, entre ellas, Iberia, British Airways, Qatar Airways, American Airlines o Japan Airlines.

Ya en vuelo, nos ofrecen la carta de menús a bordo. Aperitivos, varios primeros y otros tantos segundos para elegir; postres y, por supuesto, recomendaciones de los vinos que mejor maridan con el menú. Raviolis rellenos de cuatro quesos con salsa de tomates, pesto y queso mozarella, carrillera, corte de vacuno, en cocción lenta con puré de papas a la trufa, hongos salteados y espárragos grillados...

Latam
Menú a bordo.

Cada plato se sirve con mimo y bien presentado en vajilla, sobre la mesa vestida con mantel y servilletas de tela y cubiertos auténticos como si estuviera en un auténtico restaurante.

Y así van cayendo las horas, una tras otra, mientras veo una película o dos o mato el tiempo con el amplio programa de entretenimiento a bordo.

Es hora de dormir. Y con tan solo apretar un botón, mi asiento se convierte en una comodísima cama totalmente horizontal que la azafata ha vestido previamente con su confortable edredón y almohada.

A primera hora de la mañana, la impresionante vista de la cordillera de los Andes resulta emocionante, sobre todo, si tiene la suerte de ir en el lado derecho del avión. La naturaleza en estado puro. Santiago nos espera.

A tener en cuenta

Boeing 787-9 Jet
Boeing 787-9 Jet de Latam Airlines que cubre la ruta Madrid-Santiago de Chile.

Vuelo. Latam tiene varias frecuencias entre Madrid y Santiago. Le recomendamos el vuelo nocturno que sale a las 23.55 de Barajas y llega a la capital chilena a las 9.40 de la mañana tras cubrir 6.647 millas. Premium Business desde 3.810 euros.

Menús. La gastronomía a bordo es un homenaje a las cocinas locales de los distintos países en los que opera la aerolínea chilena. En total, más de 300 platos nuevos.

Carta de vinos. Solo incluye etiquetas originales de productores de la región. Con vinos desde Uco y Salta en Argentina hasta Colchagua y Limarí en Chile. La carta muestra la diversidad de la geografía, terroir  y condiciones de crecimiento que varía desde el altiplano a la costa y de la cordillera a la planicie del valle.

Salón VIP Latam. Es la sala vip más grande de Sudamérica, ocupa la planta cuarta y quinta del aeropuerto de Santiago. Acceso directo desde el checkin preferente de Latam.

Normas