BBVA ofrece la hipoteca variable con el diferencial más bajo: el 0,89%

La entidad aviva la guerra hipotecaria para captar clientes rebajando en 10 puntos básicos los intereses

Suprime la comisión de apertura y suaviza la vinculación exigida

BBVA

BBVA no da tregua al resto del sector. Tras recuperar las hipotecas que financian hasta el 100% del valor de la vivienda, una opción para el cliente que con la crisis había quedado prácticamente desterrada, la entidad vuelve a avivar la guerra hipotecaria con una rebaja de los intereses en su hipoteca variable. Un recorte de 10 puntos básicos tanto en el tipo fijo inicial, que pasa del 1,99% al 1,89%, como en el diferencial que se añade al euríbor, que se sitúa ahora en el 0,89% frente al 0,99% anterior, que convierte al producto en uno de los más competitivos del mercado. De hecho, el nuevo diferencial que ofrece BBVA es el más bajo del momento.

Eso sí, este diferencial se aplica siempre y cuando el importe de financiación sea inferior o igual al 80% del valor de tasación y el plazo de amortización sea de 30 años, aunque la entidad da la posibilidad de alargar el periodo hasta 40 años.

Pero todavía hay más cambios. BBVA también ha suprimido la comisión de apertura, que hasta ahora era del 0,25% con un mínimo de 250 euros. En caso de amortización anticipada del préstamo, hay una comisión del 0,50% sobre el capital amortizado anticipadamente durante los cinco primeros años y 0,25 % a partir del sexto año. La compensación por riesgo de tipo amortización parcial o total del préstamos: hasta un máximo del 1% del capital pendiente en el momento de la amortización.

Además, ha suavizado las condiciones de vinculación del cliente. Se pide la domiciliación de la nómina, pero los ingresos mínimos son ahora de 600 euros al mes frente a los 3.000 euros anteriores. También tener contratado el seguro de vivienda con BBVA Seguros y un seguro de amortización de préstamo con BBVA Seguros por al menos el 50% del importe del préstamo. Lo que ya no se solicita es el plan de pensiones.

La entidad señala que la contratación de estos productos es opcional y no obligatoria, pero que el tipo de interés fijo varía en función de los productos que se contraten. Y añade que "el diferencial a aplicar se revisará semestralmente y se mantendrá siempre que mantengas los productos contratados y cumplas las condiciones indicadas anteriormente, en caso contrario, el diferencial variará".

Normas