La Caixa reinvertirá los 3.900 millones que ingresará por la venta del 21,5% de Abertis

Criteria celebra hoy consejo en el que se abordará esta operación

La institución descarta Repsol o Gas Natural como objeto de la nueva inversión

abertis
Florentino Pérez e Isidro Fainé

Algo está cambiando en La Caixa. En febrero sorprendió el anuncio de Isidro Fainé de abandonar la presidencia de Gas Natural un año después de su nombramiento. Ahora sorprende su previsible salida de Abertis, aunque en este caso las circunstancias pueden justificar el abandono del capital de esta compañía.

La Caixa está dando un giro a sus posiciones empresariales, en parte provocado por las circunstancias y en parte para dar un cambio a sus tradicionales posiciones empresariales. El primer movimiento se produjo a finales de junio, cuando Fainé tuvo que abandonar la presidencia de CaixaBank al decidirse por la de la Fundación Bancaria La Caixa. Una ley impedía estas en los dos consejos, pese a que la segunda controla más del 40% del capital del banco.

El acuerdo cerrado ayer entre ACS y Atlantia para hacerse con el control de Abertis a través de una opa conjunta, con la que ofrecen 18,36 euros por cada acción del grupo de concesiones en efectivo, ha dado un giro a las pretensiones de La Caixa en la firma de gestión de autopistas.

CriteriaCaixa, sociedad de referencia que tiene el 21,5% de Abertis (un 18% de forma directa y el 3,5% lo tiene a través de un pacto con la familia Godia, fundadora de Abertis), tiene sobre la mesa la venta de este porcentaje de Abertis, una vez que ACS y Atlantia han llegado a un pacto con el que controlarán casi el 80% de la empresa de infraestructuras. La Caixa así no tendría nada que hacer en la nueva sociedad, excepto cobrar unos sustanciosos dividendos como venía haciendo hasta ahora Abertis.

A ello se suma que los dos nuevos socios han invitado a Criteria, cuyo dueño es la Fundación Bancaria La Caixa presidida por Isidro Fainé, a vender su participación, explican fuentes cercanas a la operación. La futura exclusión de Bolsa de Abertis tras concluir la operación de ACS y Atlantia es un elemento más que inclina la balanza de La Caixa a vender.

Este será precisamente uno de los principales asuntos que se abordará hoy el consejo de administración de Criteria, apuntas fuentes financieras.

El holding de La Caixa ingresaría tras esta operación, si finalmente deciden vender como todo indica, unos 3.900 millones de euros, según el precio pactado de 18,36 euros por acción de Abertis entre ACS y Atlantia (a precios de mercado se situaría ayer en 3.951 millones de euros, al cotizar a 18,60 euros por título).

La idea de La Caixa es volver a reinvertir este dinero en otras empresas para reforzar su posición. Pero fuera de su radar quedan Repsol, donde Criteria controla ahora un 9% y en la que llegó a sumar más del 15% de su capital, o en Gas Natural, en la que es el mayor accionista al poseer el 24,4% de su capital.

Un portavoz de Criteria asegura que el holding aún no ha decidido nada sobre su participación en Abertis, lo que hará cuando se conozcan todos los detalles del acuerdo entre ACS y Atlantia.

La Caixa prefiere invertir ahora en otras compañías que mantengan, eso sí, una positiva trayectoria de dividendos. La compañía origen de una caja de ahorros, no dejará, no obstante, de ser el principal accionista de la gasista. “Somos el primer accionista y si son necesarios recursos para acometer inversiones, allí estaremos”, explicó Fainé en febrero con motivo de su salida como presidente y su sustitución por Francisco Reynés, hasta entonces consejero delegado de Abertis, y hombre de confianza del veterano banquero. El nombramiento de Reynés fue así el primer paso, o el segundo, según se mire, de la nueva orientación del grupo de origen catalán.

Se da la circunstancia de que la salida de Reynés de Abertis y su nombramiento en Gas Natural se produjo en plena guerra de opas entre ACS y Atlantia, ahora solucionado en un pacto entre Florentino Pérez (ACS) y Giovanni Castellucci, consejero delegado de la sociedad italiana.

Pese a su salida de Abertis, La Caixa defiende su apuesta por Cellnex, en la que tiene un 6%, y según varias fuentes del mercado, podría subir al 10% en breve como mínimo. La antigua Abertis Telecom, que cambió el nombre por el de Cellnex Telecom cuando salió a Bolsa en 2014, es una participación estratégica para el grupo que preside Fainé. Abertis controla el 34% del capital de la operadora de torres, que está valorada en 1.800 millones de euros.

Fainé ya comentó en febrero, tras dejar la presidencia de Gas Natural, que La Caixa ha iniciado una nueva estrategia de gestión de su cartera de inversión, la más importante de España.

Hay que tener en cuenta que los dividendos de las participaciones industriales de Criteria y de CaixaBank nutren las arcas de la obra social de La Caixa, que la Fundación Bancaria gestiona directamente y que cuenta con un presupuesto anual de 510 millones de euros. Fainé defiende a ultranza la obra social de La Caixa. “Es la razón de ser final de todo el grupo”, ha reiterado el veterano banquero en todas las ocasiones en las que se le pregunta sobre ello. 

Financiación de CaixaBank a hoteles

CaixaBank Hoteles& Tourism. Ha abierto una línea de financiación de 3.000 millones de euros para impulsar y dinamizar el sector turístico y hotelero durante los próximos dos años, según ha informado la entidad.

En el marco de la renovación del acuerdo con la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), se ha activado esta línea de crédito que se canalizará a través de las 54 asociaciones hoteleras locales integradas en CEHAT, que representan a 13.000 establecimientos y 1.500.000 plazas hoteleras.

La entidad ha cerrado el ejercicio 2017 con una concesión de 1.500 millones de crédito al sector hotelero y CaixaBank Hotels & Tourism prevé un crecimiento del 20% en la producción de crédito al sector en su primer año de actividad.

En el sector turístico, CaixaBank tiene una cartera de más de 14.000 clientes y 5.000 millones de euros de volumen de negocio.

Normas