Anna-Carin Nordin: "Hay un boom de la papelería"

Fundó el año pasado Notable-Notebooks, una tienda online de artículos de papelería

Ha traído a España un repertorio de firmas de todos los lugares del mundo

papelería

Su carrera siempre ha estado vinculada a la industria hotelera y gastronómica como consultora de estrategia y tecnología, pero el año pasado, Anna-Carin Nordin (Lausana, Suiza, 1980) decidió emprender un nuevo negocio centrado en la venta online de artículos de escritorio y de papelería. Así fue como nació Notable-Notebooks, una dirección de visita obligada para todos aquellos amantes de un cuaderno o de un lapicero con estilo. Siempre ha tenido devoción, que ahora ha convertido en el centro de sus desvelos, por los artículos de papelería, afición inculcada, asegura, por sus padres: el progenitor es coleccionista de plumas y su madre acostumbra a enviar tarjetas con unas palabras de agradecimiento después de una celebración.

“Dentro de mi faceta de emprendedora siempre he querido abrir un negocio online, por lo que uní mi parte pasional con una faceta estratégica y así fue como nació esta empresa”, recuerda, en su luminoso despacho del barrio de Chamartín. El espacio es acogedor, ordenado, limpio de objetos superfluos y salpicado de piezas de diseño, como unas vistosas sillas Chair One de color rojo, una mesa de madera de mango de la India, una lámpara escultura de Serge Mouille, flores frescas que compra todos los lunes o unas estanterías que encargó Ikea a la firma danesa Hay, a la que ella también representa con sus artículos de escritorio en España. “El espacio en el que trabajo tiene que darme paz y dejarme pensar. Me gusta rodearme de cosas bellas”.

Asegura que de un tiempo a esta parte hay un “boom de la papelería, cada vez hay más gente, sobre todo hombres, a los que les interesan este tipo de artículos por el diseño y la calidad del papel”. Y detalla que el perfil de clientes que se acercan a su tienda online es el de casi un 50% de hombres, con edades comprendidas entre los 26 y los 45 años, “los mayores de 50 años no compran por internet”, advierte, y el importe medio ronda los 60 euros.

A su alrededor hay libretas, perfectamente alineadas, de todos los rincones del planeta: de la marca estadounidense Field Notes, cuyas ediciones limitadas de cuadernos son objeto de deseo por parte de coleccionistas de todo el mundo, de la francesa Papier Tigre, de la española Octaevo, de la italiana Pijama, de la japonesa Hightide & Penco o la taiwanesa Ystudio, entre otras. “Son firmas reconocidas sobre todo por los profesionales liberales y los emprendedores, que buscan en este tipo de productos un objeto de diseño, un elemento diferenciador”.

El escaparate de su tienda se va alimentando poco a poco con más productos, pero además este año se inicia como distribuidora de este tipo de artículos para tiendas minoristas, “que he descubierto que tienen las mismas dificultades que el resto de los consumidores para acceder a ellos”.

Normas