La fiebre por el ‘fitness’ ya genera 2.200 millones en España

El número de socios en gimnasios supera los 5,2 millones

La oferta de centros low cost es la que más tira de esta actividad

gimnasios
Una usuaria de la cadena de gimnasios Altafit.

El creciente interés por llevar unos hábitos de vida saludable, y por extensión, por la práctica deportiva, no solo tiene su viva muestra en las constantes fotografías y testimonios que abundan en las redes sociales. También es una realidad de negocio que acumula varios años sin parar de crecer, tanto en número de practicantes, como en el número de gimnasios y en sus cifras de negocio.

Los gimnasios no solo son ya los santuarios del culto al cuerpo sino también una actividad económica que genera miles de millones de euros. En concreto 2.235 en España, según la última edición del estudio European Health & Fitness Market Report, elaborado por Deloitte y la asociación europea EuropeActive. Se trata de un incremento del 3% anual, y un aumento de 105 millones de euros en los últimos dos años. España es el quinto mayor mercado del fitness en Europa, tanto en facturación como en número de clientes, a una escasa diferencia de Italia. Los asociados a gimnasios en el país se elevaron a 5,2 millones en 2017, un 2,8% más que un año antes, mientras que en el caso italiano el aumento fue del 1,3%.

Para el socio responsable de la división deportiva de Deloitte, Fernando Pons, “el fitness se consolida como la actividad deportiva de mayor volumen en España, impulsada por las variantes al fitness tradicional de pesa y máquina, las nuevas tecnologías y la innovación”.

España gana peso en un mercado que a nivel europeo mueve 26.600 millones de euros, en el que Alemania y Reino Unido son los grandes generadores de negocio, con más de 5.000 millones de euros de facturación al año. Estos dos países, junto a Francia, Italia y España generan el 65% del total del sector a nivel continental, que, por cierto, es el mayor del mundo, superando a EE UU. En territorio europeo, junto a Turquía y Rusia, que forman parte del análisis de Deloitte, 60 millones de personas están apuntadas a un gimnasio.

Tal y como detalla en informe, el 11,2% de la población española acude a estos centros, tres puntos porcentuales más que la media de los 19 primeros países de esta clasificación, del 8%, a pesar de que los ingresos medios de los que dispone cada ciudadano residente en España es sensiblemente inferior a la media de esos países: 19.164 euros por 23.167. En territorio nacional hay abiertos 4.520 gimnasios, aunque el mercado español tiene algunas particularidades respecto a los demás.

El informe de Deloitte subraya el formato público-privado, en el que los polideportivos públicos son operados por concesionarias privadas. Las tres principales, Serviocio, Supera y GoFit representan 550.000 socios, 205.000 pertenecientes a esta última cadena, que opera 18 centros repartidos por todo el país. En cuanto a los centros puramente privados, los gimnasios de Anytime Fitness, que ha crecido en 13 establecimientos en el último año hasta alcanzar los 42, Altafit, con 41, y McFIT, con 36, son los más numerosos. Este último, por otro lado, es el operador líder a nivel europeo, con un 1,7 millones de socios.

Algunas de estas son las culpables del impulso que ha tomado esta actividad en los últimos años. Como explica Fernando Pons, “los indicadores macroeconómicos hacen de este sector de la industria del deporte un foco de atención de inversores y operaciones corporativas”.

Aún así, el peso de esta actividad sigue recayendo en los pequeños gimnasios de barrio. Entre las seis principales cadenas privadas y concesionarias apenas representan el 5% del total de los gimnasios que hay en España.

La lucha por un IVA reducido que no llega

Rechazo. La Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados debatió el pasado mes de febrero una proposición no de ley que contemplaba la reducción del IVA de los gimnasios del 21% al 10%, impulsada por el grupo mixto y por la Federación de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid). Esta fue rechazada gracias a los votos en contra del PP y la abstención del PSOE.

Impacto. Según los datos de Fneid, las instalaciones deportivas dan trabajo a entre 50.000 y 60.000 personas en España, y aportan 300 millones de euros al año a las arcas públicas a través del IVA. Según sus cálculos, por cada euro que se invierte en actividades físicas, se ahorran al Estado seis en gastos sanitarios.

Normas